· Edición Digital · Número 21· Noviembre 2012 ·

Tenerife

Nueva terminal de contenedores

La nueva terminal de contenedores de puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde participan OHL Concesiones y Dávila, está calentando motores para poder adelantar su inicio de actividad al mes de noviembre. Con el desembarco de TCT, el puerto espera alcanzar un tráfico de 600.000 TEUs anuales, frente a los 330.000 que mueve. 

Es de destacar la repercusión que la nueva terminal de contenedores del puerto de Santa Cruz de Tenerife, propiedad de OHL Concesiones y Dávila, tendrá para el empleo directo e indirecto en Tenerife, y la importancia de la inversión, cercana a los 100 millones, que se realiza en un momento de importante crisis económica.

La nueva instalación que explota Terminal de Contenedores de Tenerife (TCT) iniciará su actividad el próximo mes de noviembre, convirtiéndose en la segunda terminal pública de contenedores de la dársena, donde también opera Capsa.
Con el desembarco de OHL Concesiones y Dávila a través de TCT, el puerto verá incrementado de manera importante su tráfico de contenedores, que fue de 338.622 TEUs en 2011 (-5,27 por ciento). El proyecto y el compromiso de TCT con el puerto es aportar un tráfico mínimo de 60.000 TEUs anuales en el tránsito internacional en el primer ejercicio de concesión, 150.000 TEUs en el quinto año y hasta 200.00 TEUs en el undécimo.

OHL Concesiones y Marítima Dávila han adquirido también el compromiso de mejorar la posición del puerto de Santa Cruz de Tenerife en otros puntos del entorno marítimo estratégico (costa Oeste de África y América del Sur) y su presencia en nuevos mercados. Su entrada en funcionamiento adelanta en más de un trimestre el inicio recogido en el pliego del concurso público, donde se establecía que ésta debía estar funcionando como máximo, un año después de la fecha de otorgamiento.