· Edición Digital · Número 21· Noviembre 2012 ·

Unión Europea

La Comisión Europea admite como interesantes los argumentos técnicos en defensa del sistema de estiba español

La CE valoró como novedosos e interesantes los argumentos expuestos por Coordinadora en la reunión celbrada en Bruselas con la delegación española de sindicatos, patronal y Puertos del Estado e insistió en la necesidad de que sea el Gobierno de España, a través de Puertos del Estado, el que inicie el trámite oficial que les haga llegar su postura. Asimismo, los representantes de la Administración central expresaron su intención de solicitar que se amplíe el plazo de dos meses para la presentación de alegaciones.

Una delegación española integrada por Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, Puertos del Estado, ANESCO, UGT y Comisiones Obreras (CC.OO.), se reunió esta mañana en Bruselas con el jefe de la Unidad de Puertos de la Dirección General de Movilidad y Transportes de la Comisión Europea (DG-TREN), Dimitri Theologitis, para abordar el dictamen emitido por la Comisión Europea (CE) el pasado 27 de septiembre, en el que se da a España un plazo de dos meses para modificar la legislación portuaria en materia de estiba.

Durante el encuentro celebrado hoy, la institución europea admitió que el sistema de ‘pools’ no es exclusivo de España y que otros países europeos mantienen un procedimiento que es más restrictivo. La CE indicó a la delegación que, hasta el momento, el Estado no ha trasladado los razonamientos técnicos y jurídicos suficientes para defender su sistema. Motivo por el que el asesor jurídico de Coordinadora, Víctor Díaz, puso sobre la mesa una serie de argumentos de peso que defienden y avalan la legislación sobre la estiba portuaria de España.

La CE valoró dichos argumentos expuestos, que consideró como novedosos e interesantes, aunque insistió en la necesidad de que sea el Gobierno de España, a través de Puertos del Estado, el que inicie el trámite oficial que les haga llegar su postura. Asimismo, los representantes de la Administración central trasladaron a la Comisión su intención de solicitar que se amplíe el plazo de dos meses interpuesto al Estado para la presentación de alegaciones.

Comienza ahora una etapa de conciliación de estos argumentos con Puertos del Estado, para que éste los defienda a su vez ante Europa.