· Edición Digital · Número 22 · Febrero-Marzo 2013 ·

IDC

Analisis de la política portuaria europea

El pasado 1 de febrero, IDC y ETF se reunieron en Bruselas para debatir los últimos acontecimientos en política portuaria europea, especialmente las críticas situaciones vividas en Grecia y Portugal y la realidad española, cuya legislación había sido cuestionada por un dictamen. 

Las dos organizaciones acogieron con satisfacción el anuncio por parte de la Comisión de su intención de no intervenir en cuestiones relacionadas con el trabajo portuario y la estiba y desestiba. Sin embargo, se mostraron preocupadas por las continuadas peticiones de las empresas navieras de desregular el trabajo portuario y la influencia desproporcionada que este grupo económico ejerce sobre los puntos de vista de la Comisión, así como por los intentos de debilitar las organizaciones sindicales nacionales de estibadores en varios países europeos.

En un comunicado elaborado de manera conjunta por las dos organizaciones expusieron que: “Si la Comisión Europea promueve el diálogo social en el continente, debería, del mismo modo, alentar a los gobiernos nacionales a solucionar y hacer frente, a través del diálogo social, a las críticas situaciones que atraviesan algunos Estados miembros. En este sentido, es de especial preocupación la ausencia continuada de diálogo en Grecia y Portugal”.

También instaron, “para el beneficio de todo el sector” a la Comisión Europea a que garantice la transparencia, la implementación de políticas sociales, y el respeto por los derechos de los trabajadores en caso de concesiones a operadores privados y otros inversores. Son intolerables actuaciones como las que se llevan a cabo por Cosco en el Puerto de El Pireo, en Grecia, en el que no existe respeto alguno por los derechos fundamentales de los trabajadores y el derecho a la libertad sindical. “Es deber de la Comisión Europea mantener los estándares europeos en todos los puertos del continente, independientemente de quien sea el inversor”.

Las dos organizaciones están decididas a defender los puertos europeos, los más productivos del mundo, con el objetivo de lograr su supervivencia en condiciones de trabajo dignas para sus miembros, para que puedan seguir siendo un motor económico para la sociedad en las que están inmersos, actualmente y para las generaciones futuras. Con esta meta clara, ambas permanecen unidas, vigilantes y dispuestas a emprender acciones junto con otras partes interesadas, si así fuera necesario. Esperan con interés el inicio del proceso de diálogo social, para el que ambas organizaciones se han comprometido a trabajar conjuntamente en beneficio de los estibadores europeos, convencidas de que a través de un verdadero diálogo con los interlocutores sociales se podrán evitar futuras acciones sindicales conflictivas.

IDC y ETF volverán a reunirse esta primavera para hacer un seguimiento de los avances que se hayan producido en materia de diálogo social. Si no hubiera progresos tangibles, valorarán la necesidad de emprender acciones colectivas de solidaridad internacional en favor de los trabajadores portuarios involucrados en los conflictos nacionales en los que no exista diálogo social, especialmente en los casos de Grecia y Portugal.

Concluye el comunicado con un llamamiento a la Comisión Europea para que investigue el potencial comportamiento contra la competencia de las compañías navieras, que están aumentando su poder en detrimento de otras partes interesadas.

Etiquetas:

| |