· Edición Digital · Número 22 · Febrero-Marzo 2013 ·

Tarragona

Mejor balance de tráfico en los últimos cinco años

El puerto de Tarragona cerro el 2012 con un crecimiento entre el 4,5 y el 5 por ciento respecto al 2011. El volumen de tráfico manipulado superó los 33 millones de toneladas. Estos resultados representan el mejor balance de tráficos del puerto de Tarragona de los últimos 5 años y lo consolidan como el cuarto puerto más importante del Estado español y uno de los principales puertos del Mediterráneo.

Durante 2012 se han exportado 5,3 millones de toneladas a países de todo el mundo, lo que supone un incremento del 9,82 % respecto al año anterior. Esta cifra contrasta con las embarques desde el puerto al resto del Estado español que han disminuido en un 11,7%. Estos datos ponen de manifiesta el carácter internacional del enclave tarraconense que se convierte en una plataforma significativa para las exportaciones de las empresas del territorio.

Los productos energéticos, uno de los principales tráficos tradicionales del puerto de Tarragona, mantuvieron su crecimiento al alza, moviendo hasta noviembre más de 20,57 millones de toneladas de este tipo de productos productos , un incremento del 3,5% respecto a 2011.

En cuanto al tráfico de productos agroalimentarios, el puerto manipuló más de 4,99 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 23,5% respecto al año anterior. El tráfico de productos siderúrgicos creció a un ritmo extraordinario , sobretodo el mineral de hierro tratado, con un 239,2% de aumento. El puerto de Tarragona exporta productos siderúrgicos a países como China, Turquía, Francia o Argelia.

El tráfico rodado, una renovada apuesta del puerto de Tarragona dentro de la estrategia comercial de diversificación de tráficos es también una apuesta por la sostenibilidad y el medio ambiente. Este tráfico ha creció más de un 43,1% y las previsiones son de consolidación e incremento de éste tráfico.

Finalmente, el movimiento de pasta de papel continuó creciendo en Tarragona
(+10,9%), lo cual demuestra el esfuerzo en adaptarse a las situaciones cambiantes del mercado y su apuesta firme por la diversificación de la tipología de mercancías.