· Edición Digital · Número 3 · Septiembre 2009 ·

Las Palmas de Gran Canaria

Duelo por la muerte de un estibador en un accidente laboral

La Asamblea General acuerda destinar 50.000€ a la familia del compañero fallecido.

El Puerto de Las Palmas ha vivido una jornada de duelo en este mes de agosto de 2009 a consecuencia del fallecimiento del compañero José Antonio Pérez. Con 35 años de edad, el joven portuario murió el pasado día 7 a consecuencia de un accidente laboral que se produjo al caerle encima unas cajas mientras participaba en las tareas de descarga de un barco pesquero de bandera panameña.

El suceso se produjo en torno a las seis de la tarde de ese viernes, y ocurrió pese a que la víctima trabajaba siguiendo los protocolos de actuación establecidos y después de que, como es habitual, se hubieran revisado las medidas de seguridad.

Sus compañeros y familiares le rindieron un sentido homenaje junto al Monumento de Belén María el día de su entierro, y una semana después las cenizas de José Antonio Pérez fueron esparcidas junto al mismo buque en el que perdió la vida. Junto a su viuda y familiares estuvieron en el acto de despedida el presidente de la Asociación Sindical de Estibadores Portuarios de Las Palmas, Miguel Rodríguez, junto a doscientos estibadores; trabajadores de Guaguas y Global, representados por Manuel Alvarado; y del colectivo de bomberos del Consorcio, por Mario Díaz. Tras un minuto de silencio, una salva de aplausos acompañó las cenizas de José Antonio Pérez en su última singladura en el mar del Puerto de la Luz.

Tanto la Coordinadora Estatal de Estibadores como la Coordinadora Canaria de Colectivos –que agrupa a más de 30 organizaciones sindicales— se han solidarizado con la familia del estibador fallecido y sus compañeros del Puerto de Las Palmas.

Portafolio:

Un momento del homenaje al compañero fallecido Los estibadores dando su último adiós a José Antonio Pérez Momentos de dolor en la despedida