· Edición Digital · Número 3 · Septiembre 2009 ·

Santa Cruz de Tenerife

Asamblea portuaria en medio de un panorama convulso

El 31 de julio se realizó una Asamblea General que reunió a los estibadores del Puerto de Santa Cruz de Tenerife para hablar de su situación actual.

Los estibadores del puerto de Santa Cruz de Tenerife celebraron el 31 de julio su Asamblea General para analizar y debatir varios temas que afectan a la dársena santacruceña. Por un lado, la Asamblea sirvió para informar de la situación en la que se encuentra la Ley de Puertos tras los cambios experimentados en el ministerio de Fomento. Por otro, también se explicaron diversos temas que afectan al puerto a nivel local.

Se debatió sobre la aplicación del complemento tarifario que aprobó el consejo de administración de la Autoridad Portuaria para ayudar a sustentar a Sestife. También se discutió sobre la situación en la que se encuentran las diferentes empresas que operan en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, sobre todo la de Contenemar que a finales de julio aún no había presentado el ERE y cuyo cierre era inminente. Mientras tanto, el comité de empresa está controlando que el resto de empresas que forman la Apie de Tenerife (Sestife) paguen sus cuotas para que los estibadores puedan cobrar su sueldo.

Otro tema destacado fue la reciente renovación del ERE (expediente de regulación de empleo) que presentó la Apie del Puerto de Santa Cruz de Tenerife (Sestife) y que afecta a 210 trabajadores. El primer ERE que se aprobó se firmó a principios de enero y tenía una duración prevista de seis meses. Al extinguirse este periodo pero prolongarse la crisis, han ampliado su duración por un año entero.

El nuevo ERE entró en vigor el 1 de julio y será válido hasta el próximo 31 de junio de 2010. La caída de los tráficos portuarios, así como el cierre de la empresa Contenemar (cuyo volumen de trabajo es aproximadamente un 30% de los tráficos que asimilaba La Candelaria), ha obligado a esta renovación.