· Edición Digital · Número 4 · Noviembre 2009 ·

Santander

Un plan anticrisis innecesario

La Autoridad Portuaria de Santander ha presentado una serie de medidas que, según los estibadores cántabros, no son necesarias. Por otro lado, la parte empresarial y sindical han firmado la prórroga del actual convenio hasta diciembre de 2010.

Javier Pordomingo, gerente de la Autoridad Portuaria de Santander, ha presentado un plan anticrisis que no ha contado con el apoyo de los estibadores. El plan en cuestión contempla la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE) y la posibilidad de que los portuarios trabajen 11 días seguidos y descansen tres. Esto implica que ni sábados, ni domingos tengan consideración de festivos, a pesar de que el convenio así lo estipule. Esta propuesta fue rechazada por los sindicatos que, por su parte, ofrecieron a la patronal la posibilidad de considerar las tardes de los viernes como jornadas ordinarias. Dicha propuesta no fue aceptada por parte de la patronal. 

Del mismo modo, en una reunión convocada el jueves 12 de noviembre, Sestisan ofertó la posibilidad de un número mínimo de una jornada de trabajo por cada día laborable del mes, de lunes a viernes, computando el resto de días como jornadas extraordinarias. Los sindicatos, por su parte, no valoraron dicha propuesta dejando pendientes para una próxima reunión que se celebrará el jueves 19 de noviembre este y otros puntos (como la aplicación de un ERE complementario, que según los estibadores no es justificado ya que el el volumen de trabajo es mayor que en otros puertos). Sin embargo, ambas partes llegaron al acuerdo de renovar la validez del actual convenio colectivo durante un año más.