· Edición Digital · Número 4 · Noviembre 2009 ·

Momento crítico de la reforma legal

Después de sucesivas ampliaciones del plazo para presentar enmiendas al proyecto de modificación de la ley 48/2003, el acuerdo entre el PSOE y al PP y la finalización de la tramitación de la ley de presupuestos en el Congreso, nos hace prever que sobre el 20 de diciembre se cerrará definitivamente esa etapa.

El grupo socialista del Congreso ha convocado unas jornadas para el próximo día 2 de diciembre a las que ha invitado a los Presidentes de las Autoridades Portuarias de Barcelona, Las Palmas, Bilbao, Valencia y Algeciras, Anesco, ANAVE, Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Industria y Navegación, Real Federación Española de Vela, Colegio Oficial Nacional de Cofradías de Pescadores, Terminal de contenedores de Barcelona, Mediterranean Shipping Company; A.P. Moller-Maeerks y CC.OO., UGT y COORDINADORA. Ahora no hay excusas y cada parte deberá exponer en público sus puntos de vista sobre el alcance y necesidad de la reforma legal.

En COORDINADORA hemos venido realizando nuestro trabajo con muchos meses de antelación y remitimos nuestras propuestas a todos los grupos parlamentarios. Nuestro sindicato ha sido constante en una línea: defendemos los derechos laborales de los estibadores portuarios y de todos los trabajadores de los puertos al tiempo que defendemos un modelo en el que se apuesta por el incremento de la productividad y la mejora constante para que nuestra industria portuaria sea altamente competitiva en el mercado internacional.

Tales objetivos solo se consiguen con un marco legal estable que ofrezca un modelo portuario profesionalizado, con instrumentos flexibles en materia tarifaria, que refuerce el papel de las Autoridades Portuarias y que permita, mediante la negociación colectiva, ajustes rápidos a las demandas, siempre cambiantes, del negocio portuario. La crisis económica ha evidenciado que el modelo portuario, surgido de la negociación colectiva, tiene la flexibilidad que se reclama a gritos para el resto de los sectores productivos.

Estamos en un momento crítico y los grupos políticos tendrán que decidir si dan respuesta a las necesidades del sector o siguen la línea marcada por los anteriores responsables de la Administración Portuaria española. ¿Habrá diálogo?