· Edición Digital · Número 5 · Diciembre 2009 ·

Coordinadora Canaria del Mar / Coordinadora Canaria de Colectivos

La CCM y la CCC se solidariza con Aminatu Haidar

Ambas organizaciones se suma al resto de entidades que exigen el respeto a la identidad saharaui y una resolución definitiva del conflicto del Sáhara

La Coordinadora Canaria de Colectivos (CCC) -que integra a una treintena de organizaciones laborales- y la Coordinadora Canaria del Mar (CCM) –que integra a todos los trabajadores de los puertos canarios— se han sumado a la campaña en defensa de los derechos de la activista saharaui Aminatu Haidar tras ser expulsada por Marruecos.

Las dos organizaciones lamentan que “una representante del pueblo saharaui tenga que recurrir a una huelga de hambre para hacer valer sus derechos”, y comparte con el resto de organizaciones las críticas a España y Marruecos por negarle la posibilidad de volver “sin condiciones” a su casa, rechazando las dos alternativas planteadas por ambos países: solicitar un nuevo pasaporte marroquí o aceptar el asilo político español.

Los representantes de CCC y de CCM advirtieron a los gobiernos de ambos países sobre la delicada situación de la defensora de los derechos humanos, y les hicieron un llamamiento para que resuelvan de forma inmediata la situación de Aminatu Haidar, “antes de que su estado físico se vea irreversiblemente afectado por la medida de presión que le han obligado a tomar”. “Los Gobiernos, y quienes toman la decisión en ellos, serán responsables de las consecuencias”, añaden la coordinadoras.

Por último, ambas organizaciones defienden “el respeto de las instituciones públicas a la identidad pueblo saharaui”, y reclaman tanto del Gobierno estatal como del regional que se impliquen en la solución de “una cuestión que lleva empantanada décadas en las instancias internacionales y que, por cercanía y vínculos históricos, afecta directamente a Canarias”. La celebración de un referéndum de autodeterminación es, para CCC y CCM, “la única solución posible para resolver el conflicto del Sáhara, porque así lo aprobó la Organización de Naciones Unidas, y el derecho internacional está para cumplirlo”.