· Edición Digital · Número 5 · Diciembre 2009 ·

Las Palmas de Gran Canaria

La IDC se expande desde Canarias a África

Dos mil portuarios senegaleses se incorporarán al International Dockworkers Council (IDC), la organización de estibadores que aglutina a 50 organizaciones sindicales de 23 países.

El presidente de los estibadores de Las Palmas (ASEP) y responsable del IDC para las relaciones con Canarias y África, Miguel Rodríguez, ha mantenido una reunión con representantes sindicales senegales en Dakar para invitarlos a sumarse a la organización. Tras este encuentro, dos mil estibadores senegaleses formarán parte del International Dockworkers Coundil (IDC), organización mundial formada por 50 sindicatos de 23 países distintos. “Se trata de un primer paso para lograr que el resto de puertos de la costa oeste del continente africano se sumen a la nosotros”, señala Rodríguez.

Así, IDC mantendrá antes de su próximo Congreso General, a celebrar a mediados de año en Estados Unidos, reuniones con los puertos de Benín, Abidjan, Banjoul y Guinea-Bissau para tratar de expandirse hacia estos países. “Ya tenemos más de 39.000 afiliados de América y Europa, y queremos que a partir de ahora contemos también con una amplia representación de los estibadores africanos en la organización”, añadió Miguel Rodríguez, que estuvo acompañado por el responsable de formación de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Ismael Ravelo.

El responsable de IDC expuso a los presentes en la reunión de Dakar los principios y objetivos de la organización, entre los que destacó la coordinación en la defensa de los intereses de los trabajadores portuarios a nivel internacional; el impulso de la práctica real de una democracia obrera, libre en la decisión de sus propios objetivos y en la determinación de sus problemas y soluciones; y la participación con voz propia en los procesos de toma de decisiones que afectan al sector portuario.

Miguel Rodríguez recordó que “la globalización de la economía plantea la máxima flexibilidad de los mercados y de la mano de obra, lo que se traduce en una desregulación de las normativas portuarias y en una merma constante de las conquistas laborales de los trabajadores, con el único objetivo de conseguir un mayor margen de beneficio en las operaciones comerciales”. IDC es la respuesta sindical a esta situación, desde la convicción de “los problemas comunes a los que nos enfrentamos los trabajadores portuarios (pérdida de trabajo, disminución de la calidad del servicio…) requieren respuestas unánimes, y que tenemos que ser agentes activos, con capacidad de influencia, en el desarrollo de la economía”, concluyó el representante canario de IDC.

Portafolio:

Rodríguez y Ravelo durante la reunión. Varios de los ponentes de la IDC. Ravelo y Rodríguez con algunos de los nuevos miembros del IDC. Publico asistente a la reunión.