· Edición Digital · Número 5 · Diciembre 2009 ·

Alicante

Los estibadores esperan que la llegada de nuevos servicios frene la caída de los jornales

Las medidas adoptadas a principios de año por la estiba del puerto de Alicante ha conseguido que finalmente no se recurra a un expediente de regulación de empleo (ERE).

Aún es demasiado pronto para calcular la repercusión que ha tenido en el puerto de Alicante la llegada de nuevas líneas regulares de mercancías. Sin embargo, los portuarios alicantinos adoptaron a principios de año una serie de medidas, entre las que se encuentran la congelación salarial y la reducción de costes estructurales, que les han ahorrado enfrentarse a un ERE, tal y como ha pasado en otros puertos españoles.

La Sociedad de Estiba y Desestiba del Puerto de Alicante está formada por 80 portuarios que mediante este plan anticrisis han conseguido conservar su empleo. Este plan ha resultado tan óptimo que incluso los trabajadores pertenecientes al grupo 0 tampoco se han quedado sin empleo. No obstante, la pérdida de cerca de 2.000 jornales durante 2009 ha sido inevitable.

A pesar de todo, desde el Comité de Empresa han mostrado su optimismo y esperan en que estas medidas puedan permitirles aguantar sin presión durante un tiempo más. Como aún es pronto para hacer un balance, se tendrá que esperar hasta la primera quincena de enero para estudiar estas medidas en base de las previsiones que establezcan las empresas estibadoras.

Etiquetas:

| | |