· Edición Digital · Número 5 · Diciembre 2009 ·

Contenemar

Ocho empresas filiales más se declaran insolventes

Contenemar y tres de sus empresas ya han sido declaradas insolventes y cuentan con un pasivo de 114 millones de euros. Con la incorporación de las ocho nuevas empresas, el grupo tiene a casi toda su flota paralizada y embargada.

La empresa naviera Contenemar ha solicitado en el Juzgado Mercantil número 12 de Madrid que se sume al procedimiento de concurso voluntario de acreedores ocho empresas más del grupo. Anteriormente, estas ocho filiales (Marítima Tarfaya, Náutica Pitiusas, Talleres Porto Pi, Transportes Logísticos Verda, Meykel, Uldeberri, Consignataria Náutica Menorquina y Estibadora Palmaport) ya habían presentado su insolvencia en el Juzgado Mercantil número 6 de Madrid. En septiembre el juzgado número 12 ya había aprovado la insolvencia de Contenemar y de tres de sus filiales (Terminales de Turia, Estibadora del Ponent y Ternimal de Contenedores de Vilagarcia). En su solicitud, Contenemar reconocía un pasivo de 114,25 millones de euros.

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid aprobó el concurso de acreedores de Iscomar, también propiedad de Contenemar. El resto de empresas del grupo cuyo concurso se solicita acumular a la insolvencia ya aprobada de Contenemar, prestan servicios tanto a esta última como a Iscomar. De este modo, actualmente, gran parte de la flota de Contenemar, que operaba desde la península con Canarias y Baleares, se encuentra parada, embargada y, en algunos casos, en plena subasta. Este es el caso del Teresa del Mar que se encuentra atracado en el puerto de Barcelona y que entró en subasta el 18 de diciembre. El porta contenedores Julia del Mar y el ro pax Mercedes del Mar también se encuentran en la misma situación de embargo.

Etiquetas:

|