· Edición Digital · Número 5 · Diciembre 2009 ·

Cádiz

La terminal se demora como mínimo otro año más.

El Ministerio Rural y Marino no considera suficientes los estudios aportados por la Autoridad Portuaria para el relleno

La nueva terminal de contenedroes del puerto de Cádiz ha experimentado un nuevo retraso en su construcción ya que el Ministerio Rural y Marino ha solicitado que la Autoridad Portuaria presente un informe de impacto ambiental con el que poder evaluar las consecuencias de un relleno de 20 hectáreas en el Dique de Levante. En un principio, la nueva terminal se iba a licitar a primeros de 2010, no obstante, el estudio técnico retrasa la adjudicación hasta finales del próximo año trastocando la fecha de inauguración prevista y situándola ahora en 2013.

La Autoridad Portuaria de Cádiz lleva tres años reclamando la ampliación del puerto desde hace bastante tiempo con el fin de concentrar en un único muelle toda la actividad referente al tráfico de mercancías y en otra a los cruceros. La plataforma de contenedores pasaría de las 10 hectáreas a 20 hectáreas y de 400 metros lineales de muelle a 600. La Universidad de Granada y el Centro Andaluz de Medio Ambiente son los encargados de elaborar la documentación para sacar adelante la obra. Este informe ha estudiado hasta el más mínimo detalle de la Bahía. Sin embargo, el Ministerio no considera suficiente la aportación técnica y exige ahora una evaluación de impacto ambiental.

El presidente de la Autoridad Portuaria explicó el calendario para culminar el informe de impacto ambiental que exige ahora el Ministerio. Así, el estudio estará en primavera y la respuesta a las alegaciones no se producirá antes de junio. La previsión es que la obra se adjudique en el último trimestre del año. El plazo de ejecución es de 36 meses y la fecha de apertura es 2013. Las otras dos fases se acometerán en función del mercado.