· Edición Digital · Número 6 · Febrero 2010 ·

Las Palmas de Gran Canaria

La ASEP hace balance de 2009

El presidente de la ASEP considera que el Puerto de Las Palmas es "privilegiado" ya que sólo ha sufrido una bajada de actividad de un 20% en 2009 y que las previsiones de 2010 son muy favorables.

Miguel Rodríguez, presidente de la Asociación de Estibadores Portuarios de Las Palmas (ASEP), ha realizado un balance del año 2009, señalando que el Puerto de La Luz y de Las Palmas puede considerarse "privilegiado" tras registrar una bajada de la actividad sólo del 20% en 2009, mientras otros puertos nacionales han tenido bajadas de hasta el 70%.

Rodríguez afirmó que "ha habido un descenso importante en la cantidad de facturación que se ha hecho este año en comparación con el año pasado. En 2008 se facturaron 52 millones de euros, este año han sido 49 millones a fecha de octubre. A pesar de esta disminución, si se compara con los niveles de reducción en el resto de los puertos de España, no está nada mal”, confirmó.

El presidente de la asociación comentó, además, que estos datos positivos se han debido a la situación geográfica de la isla, al precio del petróleo, "que ha centrado a Las Palmas como un puerto de avituallamiento de los buques", y a la posibilidad de realizar numerosos trasbordos de containers y de pesca pelágica en el puerto, siendo en esta última especialidad el primer puerto de Europa.

Gracias a esto, la reducción en la facturación del recinto portuario ha sido más moderada que en otros puertos que sólo vivían de las mercancías que se consumían en la ciudad donde está ubicado el muelle. "Esta situación es inmejorable, ya que la media de reducción de actividad en los puertos españoles ronda entre el 30 y el 40% en 2009”.

Rodríguez resaltó el acuerdo alcanzado por los estibadores en junio pasado, cuando se suscribió un compromiso histórico que puso el punto y final a un largo proceso de negociación entre empresarios y trabajadores. Lo acordado suponía bajar los costes sociales y empresariales para aportar mayor competitividad al puerto. Con una vigencia de cinco años, “ha sido un triunfo de los trabajadores y trabajadoras, lo que supone un éxito sin precedentes”, recordó Rodríguez.

Los pasos realizados por los estibadores han incluido la movilización por la reforma prevista para la Ley de Puertos, donde también resaltó Rodríguez que ha sido un hecho histórico que por primera vez se invite a los representantes sindicales a exponer sus alegaciones ante el Congreso.

Otro de los temas ineludibles fue el del duelo vivido en el mes de agosto con la muerte del trabajador José Antonio Pérez, “la muerte de nuestro compañero fue muy sentida, pero nos consta que ya se han tomado las medidas pertinentes para que no se repitan accidentes de este tipo”, afirmó.