· Edición Digital · Número 6 · Febrero 2010 ·

Autopistas del Mar

Barcelona estrena sus líneas con Italia en el Mediterráneo occidental

Con estas líneas, el puerto entra en un proyecto de la Unión Europea con el que se evaluarán las Autopistas del Mar.

El puerto de Barcelona ha presentado tres líneas de Short Sea Shipping (SSS) con las que opta al West Med Corridors, un proyecto financiado por la Unión Europea que está incluido en las Redes Transeuropeas de Transportes (TEN-T) y con el que se pretende examinar las Autopistas del Mar del Mediterráneo occidental. Estas líneas unen Barcelona con los puertos italianos de Génova, Livorno y Civitavecchia por lo que cumplen las condiciones de la convocatoria que establecen que las conexiones tienen que ser entre al menos dos estados miembros y que una de ellas debe estar ubicada en uno de los países del comité directivo (España, Italia, Francia y Malta).

Esta convocatoria no contempla la financiación para los planes presentados pero aún así permitirá posicionarse mejor en la catalogación de las líneas del mar por parte de la Unión Europea. La Autoridad Portuaria de Barcelona presentó una serie de propuestas para mejorar la infraestructura, las conexiones y las frecuencias de las tres rutas entre Barcelona e Italia a Puertos del Estado que a su vez los unificará y entregará al Comité Ejecutivo del West Med Corridors para que lo evalue antes de comunicar su decisión.

Durante el primer trimestre de 2010 está previsto que comiencen las obras de construcción de la nueva terminal de Short Sea Shipping en el muelle de la Costa. Esta nueva terminal permitirá que se activen otras líneas de corta distancia con Italia. Además, a corto plazo, también se establecerán conexiones con otros puertos de la costa africana mediterránea como Marruecos, Túnez, Tánger y Argelia. Por último, a medio plazo, está previsto establecer nuevas líneas que conecten Barcelona con Turquía y Grecia.