· Edición Digital · Número 6 · Febrero 2010 ·

Norte de Europa

Hamburgo y Rotterdam enfrentados por el tráfico de transbordo

Rotterdam ha anunciado que reducirá las tarifas de los tráficos contenerizados de transbordo en un 50 por ciento.

El puerto de Hamburgo ha sido una de las dársenas que más han sufrido la crisis experimentando, con una bajada en los tráficos del 29,3%, que ha afectando a todas sus rutas y especialmente a las que mantenía con la China, su principal mercado. La principal causa de este descenso han sido las elevadas tarifas que se han fijado en el puerto alemán, por lo que muchas compañías han elegido los puertos de Rotterdam, Zeebrugge y Amberes para realizar sus operaciones. Este hecho ha facilitado que Rotterdam experimente una subida importante llevándose cerca de 500.000 TEUs pertenecientes al puerto alemán.

No obstante, Hamburgo no se ha quedado cruzado de brazos y para recuperar esos tráficos ha decidido reducir en un 50% las tarifas portuarias. Esta medida beneficia a los armadores que generan tráficos de transbordo que además podrán realizar los pagos en 12 meses. Dicha iniciativa puede hacer que surja una guerra tarifaria en puertos de todo el norte de Europa por el reparto de los tráficos.