· Edición Digital · Número 8 · Mayo 2010 ·

Ibiza

El puerto prepara su ampliación para recibir buques de 200 metros de eslora

Para realizar las obras, la dársena ibicenca ha realizado varios controles medioambientales y arqueológicos siguiendo las recomendaciones dadas por la Unesco.

El puerto de Ibiza ha empezado los trabajos de cimentación de los pilotes que soportaran los dos plantanes para buques de 200 metros de eslora. Estas obras se están realizando respetando las conclusiones de un informe elaborado por la Unesco sobre las posibles afecciones que la construcción del muelle puede tener en cuanto a la biodiversidad y patrimonio arqueológico de la zona. Para ello, se ha diseñado la futura terminal del Botafoc con las dimensiones estrictamente necesarias para atender de forma segura y operativa el embarque y desembarque de pasajeros. La Autoridad Portuaria Balear ha afirmado que estas obras supondrán un beneficio para la isla Pitiusa ya que eliminará el número de buques de carga y reducirá el tráfico rodado en la ciudad.