· Edición Digital · Número 8 · Mayo 2010 ·

Barcelona

El posible cierre de Unión Naval Barcelona hace disparar las alarmas

Los astilleros de UNB, con más de 140 años de antigüedad, son los únicos que realizan reparación de buques en Catalunya.

La Unión Naval Barcelona (UNB), una de las empresas históricas de la dársena catalana que ha estado presente durante más de 140 años, puede desaparecer tras devolver a la Autoridad Portuaria de Barcelona su concesión en el muelle barcelonés. A pesar de que Boluda Corporación Marítima, dueña de UNB, no se ha manifestado al respecto, todo parece indicar que así será pues esta operación recuerda a la que ocurrió meses atrás en Francia al cerrar los astilleros de Unión Naval Marsella, dependientes de UNB.

La compañía es la única que realiza reparación de buques en Catalunya y sus beneficios de explotación son más que óptimos. Además, en la actualidad, está realizando la reparación de varios buques, por lo que la posibilidad de cierre resulta cuanto menos que asombrosa. Aunque hay que tener en cuenta que Boluda Corporación Marítima no es la primer vez que hace una operación carente de sentido. Cabe recordar que hace dos años, presentó un proyecto de traslado de sus astilleros barceloneses del muelle de Catalunya al muelle Este, pero este aún sigue sin realizarse.