· Edición Digital · Número 8 · Mayo 2010 ·

Barcelona

Movilizaciones por la Ley de Puertos

Más de 600 personas participaron en una marcha de 5 kilómetros desde Estibarna hasta el edificio del World Trade Center, en donde se encuentra la sede de la Autoridad Portuaria, para mostrar su rechazo al redactado de la Ley de Puertos que se negociaba en aquellos momentos en Madrid.

El 29 de abril, más de 600 portuarios de Barcelona realizaron una marcha a pie por el litoral de Barcelona en protesta por la Ley de Puertos. Con esta marcha, los estibadores reclamaron el respeto de sus derechos laborales y rechazaron que, con el proyecto de Ley, se consagre al trabajo esclavo. De este modo, durante todo el trayecto que separa Estibarna del World Trade Center, edificio en el que la Autoridad Portuaria de Barcelona tiene su sede, los portuarios expresaron su rechazo al redactado del proyecto de Ley de Puertos de ese momento.

Una vez en la plaza central del World Trade Center, el compañero Jordi Aragunde leyó un manifiesto en el que se ponían de manifiesto las razones fundamentales para rechazar la Ley de Puertos y de las que cabe destacar los 4 puntos siguientes:

1.- Estibarna no es una ETT más. No se aceptará el cambio. La plantilla profesional es la mejor garantía de un buen servicio y esto lo saben hasta las empresas más comprometidas con el puerto. Todo lo demás es buscar el beneficio rápido: “Coge el dinero y corre”. Pero la estabilidad del puerto se construye día a día con profesionales preparados y responsables, con empresas dispuestas a mantener y hacer cumplir acuerdos dignos, y con un futuro que ofrecer a las próximas generaciones.

2.- Autoasistencia. Si no lo consiguieron en Europa –recordemos las derrotas de Loyola de Palacio en 2003 y 2006- tampoco lo podrán imponer en España años más tarde. A nadie se le puede pasar por la cabeza pensar que aceptaremos que marineros que trabajan casi a cambio de nada substituyan a los estibadores profesionales. Si esta es la apuesta de las navieras para abaratar costes ya les anunciamos que nos opondremos frontalmente. Los beneficios no se pueden conseguir con trabajadores en régimen de semiesclavitud. En absoluto.

3.- Ámbitos de trabajo. Si para algo tendría que servir esta Ley es para fijar definitivamente los ámbitos de trabajo de la estiba y cortar de raíz el intrusismo laboral. Evidentemente tampoco se aceptará ningún recorte en este sentido, ni en el tráfico rodado ni en la manipulación de vehículos.

4.- Garantizar la formación profesional. Mediante plantillas profesionales, en colaboración con las empresas estibadoras y la administración es como se tiene que garantizar la formación de los estibadores. Cualquier otra alternativa será sinónimo de caos y desbarajuste.

Portafolio:

Vista general de los compañeros concentrados delante del WTC. Un grupo de estibadores atienden el discurso de Aragunde. Jordi Aragunde en plena lectura del manifiesto. Los miembros del comité reunidos con el presidente de la Autoridad (...) Los portuarios barceloneses en plena marcha. Los estibadores a su salida del puerto en dirección al WTC. Cuatro de los compañeros participantes en la manifestación.