· Edición Digital · Número 8 · Mayo 2010 ·

Opinión

Carta al presidente de la AP de Baleares

por Josep Vilallonga, delegado de personal en el puerto de Mahón.

Los estibadores del puerto de Mahón responden a las opiniones del presidente de la Autoridad Portuaria Balear, vertidas en la prensa, en las que expresa su deseo de prescindir de profesionales en sus puertos, justo después de que los partidos mayoritarios y los sindicatos se hayan puesto de acuerdo en todo lo contrario.

Señor Francesc Triay, presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares y responsable de los puertos de Ibiza, Palma, Alcudia y Mahón, según sus declaraciones del pasado día 17 de mayo en el periódico El Vigía, usted insinúa que la carga o descarga de buques en Baleares debería estar exenta de estibadores profesionales porque encarecen la mercancía.

Sin embargo, el colectivo de estibadores de mahón considera que lo que encarece la mercancía es la pésima gestión que usted realiza en nuestro puerto. Una gestión que no ha adecuado las mejores zonas del puerto para la carga y descarga de mercancías, que no ha mejorado un calado suficiente para los buques de entre 8 y 10 metros, a pesar de la ejecución de diferentes dragados con elementos mecánicos y con sus respectivos presupuestos.

Desde la riba, cantil o poza del muelle (argot utilizado en la estiba para describir la zona de pie de grúa) los estibadores hemos comprobado día tras día como la maquinaria encargada de ejecutar los dragados era deficiente en todos los sentidos. Pero para darse cuenta de eso, hay que estar físicamente, como lo estamos nosotros los estibadores, en el muelle y a bordo de los buques, cada día, disponibles para el trabajo a cualquier hora, durante todos los días del año.

Señor presidente, usted ha realizado y está realizando una lamentable gestión del Puerto de Mahón y esto sí que tiene un alto coste para con el ciudadano. Lamentable las infraestructuras realizadas en la forma y diseño actuales, no obedecen a las necesidades reales del Puerto de Mahón ni para su ciudadanía.

Sabiendo que la tendencia en el tipo de buques era cambiante, durante estos últimos años no ha adecuado zonas dedicadas a ofrecer un buen servicio al pasajero. Hemos visto cientos de pasajeros que han sufrido el desembarque a pie, cargando con su equipaje, arrastrando literalmente los equipajes por las rampas de popa de los buques, rampas que tienen la función de embarcar y desembarcar vehículos tanto de pasaje como de transporte de mercancías.

No se han adaptado los espacios adecuados para la espera del pasaje con vehículo propio para su embarque. Hemos visto niños y mujeres en pleno sol a más de treinta grados, en una explanada improvisada, sin posibilidad de cobijo, ni un pequeño resquicio de sombra y con dos WC portátiles para poder ir al servicio. Eso si es vergonzoso señor presidente y vergonzosa es su gestión. ¿Cuántos visitantes habrán dejado de venir, a causa de ello?, ¿Cuál habrá sido el mensaje de estos respecto a nuestro puerto? esto sí que es un coste elevado para la Isla de Menorca.

Sin embargo sí se ha preocupado de “alquilar” al mejor postor el patrimonio del pueblo. Grandes zonas marítimas del puerto de Mahón, impidiendo con sus costes el poder disfrutar de una pequeña embarcación a una gran cantidad de personas. Porque, señor presidente, se ha “olvidado” usted de proporcionar suficientes amarres de gestión directa a un coste asumible, por ejemplo, para las personas jubiladas. Personas que disfrutaban en otros tiempos saliendo a pasear, pescar o simplemente navegando con su pequeña embarcación y que se han visto empujados a venderla, regalarla o en algunos casos abandonarla por no poder hacer frente a los costes.

Francesc Triay, usted fue nombrado presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares el día 25 de julio de 2007 por orden de una ministra que ya no está, Magdalena Álvarez, y durante todo este tiempo ha ignorado las necesidades reales de las personas que viven diariamente en contacto con el puerto de una forma u otra.

La gestión realizada durante los años en los cuales a permanecido en el cargo de presidente, ha sido disminuir la zona de maniobra de los buques, tanto de mercancías como de pasajeros, incluso se ha atrevido a expresar que el Puerto de Mahón tiene que dedicarse a absorber buques de pequeña eslora destinados al transporte de pasajeros.

Las personas que profesionalmente nos dedicamos a trabajar en los puertos sabemos de sobra cual es la tendencia de los armadores con la adquisición de nuevos buques. Y es, con alguna excepción, la de impulsar la construcción de buques de grandes esloras y aún más cuando hablamos de trasatlánticos.

Un presidente que al día de hoy no se ha preocupado en absoluto del trabajo que realizan los trabajadores de la Sociedad de Estiba, los profesionales de realizar la carga y descarga de buques, un colectivo que sí ha sido reconocido por su buen trabajo a las empresas estibadoras y navieras que han operado y operan en el puerto de Mahón.

Como administrador único de dicha Sociedad, no se ha interesado lo más mínimo en materia de negociación colectiva, promociones y ascensos de los trabajadores, seguridad en las operativas de carga y descarga, atender las sugerencias de mejora en las operaciones relacionadas con la estiba y desestiba de buques ni por la captación de nuevos tráficos para el puerto.

Usted ha aplicado una política contraria a la de generar bienestar social, usted señor presidente no piensa ni en el ciudadano ni en trabajador de Menorca, por ello a nuestro juicio no es buen presidente para el puerto de Mahón.