· Edición Digital · Número 1 · Abril 2009 ·

Ley de Puertos

El sistema portuario de nuevo en peligro

Los mismos causantes del conflicto que duró 18 meses entre 1985 y 1986, vuelven a poner en peligro nuestro sistema portuario, a pesar de que éste funciona perfectamente y lleva más de 20 años en crecimiento contínuo.

Después del acuerdo alcanzado tras ese conflicto, se inició una etapa de estabilidad negociada que ha situado a los puertos españoles entre los más competitivos de Europa. Pero ahora, cuando los mismos dirigentes de entonces han vuelto a Puertos del Estado, no se les ocurre otra cosa que intentar de nuevo sus arriesgadas aventuras legislativas (Ver documentos adjuntos).

Con una intervención arbitraria e incompetente, el Organismo Público Puertos del Estado (OPPE) y la Secretaría de Transportes del Ministerio de Fomento, mantienen impugnado un convenio estatal firmado por el sindicato y la patronal y promueven cambiar todo el sistema portuario con una ley absolutamente inoportuna.

A pesar de que las empresas y los trabajadores siguen llegando a acuedos, con una clarísima voluntad de mantener la estabilidad, en la administración prefieren boicotearlo todo y jugar a romper lo que otros construyen. En este caso, tanto a trabajadores como empresarios nos cuesta entender cuales son las verdaderas intenciones de esta destructiva afición y porque los políticos de quienes dependen estos funcionarios no lo impiden.

La sucesión de los acontecimientos muestra lo absurdo de sus actuaciones y la gravedad de sus intenciones:

Puertos del Estado hace público el anteproyecto a finales de diciembre, casi en navidad, advirtiendo que daba un plazo de 20 días para presentar alegaciones. El plazo terminaba el 14 de enero y Coordinadora presenta sus alegaciones.

Coordinadora intenta también realizar reuniones con los responsables del Organismo Público para explicar y debatir esas alegaciones, pero ni Puertos del Estado ni la Ministra de Fomento acceden. Responden, incluso, que no tienen ninguna obligación de reunirse con las entidades interesadas ni de tener en cuenta las alegaciones. Esta misma situación se repite con todas las asociaciones profesionales y empresariales del sector.

Tras varias acciones de protesta, el 5 de febrero, Coordinadora consigue reunirse con Puertos del Estado para explicar su oposición al borrador de la Ley. Tras la reunión, parece que se ha conseguido iniciar el diálogo y se acuerda una nueva reunión para fijar posiciones. Poco después, el 12 de febrero, ANESCO también se reúne con Puertos del Estado, pero el resultado parece menos satisfactorio.

Tras estas reuniones las posturas quedan de la siguiente manera:

La Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarios de Buques (ANESCO) valora que es necesario solucionar el tema de las tasas de fijos y el tema de la conversión de las sociedades de estiba en APIES. No obstante, Mariano Navas (Presidente de Puertos del Estado) rechaza eliminar el porcentaje mínimo de fijos en las empresas estibadoras.

Coordinadora quiere mantener el modelo de ‘personal común’, reducir el número de fijos en plantilla y garantizar los convenios colectivos que se han mantenido hasta ahora. Aunque anuncia estar dispuesta a modificar el IV Acuerdo Marco, sobre todo, en lo que a fijos de empresa se refiere.

Mientras, la caída de tráficos en los puertos españoles provoca que comiencen a darse los primeros ERES en Apies y sociedades de estiba.

Tras la reunión de febrero, Mariano Navas declara que en el Consejo de Ministros del dia 20 de febrero se prevé aprobar la nueva Ley de Puertos. “Lo antes posible, muy pronto”, afirma, y niega que las reuniones mantenidas con Coordinadora y Anesco sena negociaciones. Según él son meros trámites y niega que tenga previsto volver a reunirse con los representantes del sector. Ante esto, el coordinador general de La Coordinadora, Antolín Goya, denuncia el incumplimiento del acuerdo mantenido con Puertos del Estado para analizar el Anteproyecto de Ley.

Navas replica que en el anteproyecto de ley se tienen en cuenta algunas de las observaciones que Coordinadora como una formación permanente para el personal y la eliminación del texto que imponía un 25% de fijos a la parte empresarial para estar legitimado en las negociaciones.

Pero la previsión del Consejo de Ministros falla y se pospone la discusión del Proyecto de Ley semana tras semana. Coordinadora, al ver esto y que la reunión prometida nunca llega, decide plantear un preaviso de huelga en la entrega y recepción para los días 23 y 24 de marzo, por la falta de consenso y de diálogo en el proceso legislativo del Proyecto de Ley de Modificación de la Ley de Puertos.

Según Antolín Goya, Puertos del Estado y, en concreto, Mariano Navas, “sólo han intentado proteger su capacidad de dominar la mesa de negociación. Sólo responde a eso. No están velando por los intereses de nadie, sino por ser parte desnivelante en la mesa”. Al parecer, se esfuerzan en buscar el desastre.

Finalmente, el viernes 27 de marzo, en el Consejo de Ministros, se aprueba la Ley de Puertos pero no aparecen contempladas las reivindicaciones más importantes del sector. Así, el Proyecto de Ley, a pesar de la oposición de patronal y sindicatos, apuesta por mantener el doble modelo Sociedades de Estiba y Apies; establece que las actividades complementarias dejan de ser servicios portuarios; facilita que empresas no estibadoras manipulen mercancias en las autopistas del mar; exige un mínimo del 25% de estibadores fijos de empresa; etc.

El propio Consejo intenta justificarse diciendo que esta nueva ley facilita al sistema portuario español los útiles básicos para incrementar su capacidad competitiva, en calidad y precio.

Antes de que esta reforma de Ley sea aprobada defintivamente, Coordinadora pide debatirla con los dos principales grupos políticos en la Comisión de Fomento del Congreso de Diputados. De este modo, el lunes 30 de marzo, consigue reunirse con el Grupo Popular; y un día más tarde, el martes 31 de marzo, con el Grupo Socialista.

No obstante, en el almuerzo mantenido con el Grupo Parlamentario Popular, no se llega muy lejos ya que ninguna de las dos partes contaba con el texto definitivo para analizarlo. En la reunión con el Grupo Parlamentario Socialista, sin embargo, sí que se contaba con el Proyecto de Ley pero sólo se hizo un análisis genérico para evaular la primera parte del texto.

Portafolio:

Asamblea en Barcelona por la Ley de Puertos Los estibadores de Las Palmas en huelga Asamblea en Las Palmas por la Ley de Puertos Muelles de Barcelona vacios por la huelga Asamblea en Estibarna por la Ley de Puertos

Documentos adjuntos:

Etiquetas: