· Edición Digital · Número 9 · Julio 2010 ·

Editorial

Se inicia una nueva etapa en los puertos

Después de la aprobación de la nueva Ley de Puertos por las dos cámaras legislativas, todas las partes implicadas en los servicios portuarios tendrán una preocupación menos - la inseguridad jurídica - y pueden abordar la necesaria negociación laboral con más tranquilidad.

Aunque la aprobación en el Senado de una enmienda referida a la representación en los consejos de administración de las Autoridades Portuarias ha motivado que el texto deba regresar al Congreso, se puede decir con seguridad que el texto surgido de la larga negociación entre PSOE y PP y del diálogo con los distintos protagonistas del sector portuario, entre los que se encuentra Coordinadora, será el que se publique en el Boletín Oficial, probablemente, antes de finalizar el mes de julio.

Desde Coordinadora esperamos que el desarrollo reglamentario de la Ley que realice Puertos del Estado se haga restableciendo el diálogo con los sindicatos y empresarios afectados en el sector y con el estilo abierto y sin condicionamientos previos del que han dado buen ejemplo los grupos parlamentarios. Si hemos sido capaces de pactar la ley, no habrá excusa para que no se continúe el diálogo y se alcancen acuerdos en su desarrollo reglamentario.

En paralelo, no debemos perder tiempo en restablecer el proceso de negociación colectiva en el ámbito estatal con el objetivo de impulsar acuerdos que permitan, con las modificaciones que resulten de la negociación, la suscripción de un nuevo IV Acuerdo de eficacia general. En esta tarea, los sindicatos tenemos una gran responsabilidad. La misma que hemos demostrado para actuar unidos frente a la inicial agresión de la ley. Sin embargo, no debemos olvidar el papel que corresponde a las Autoridades Portuarias, no como parte negociadora, sino en su papel de Administración, para acreditar las tareas que realizan real y efectivamente los estibadores portuarios y quienes les representan. De no hacerlo, no estaremos respondiendo a la realidad del sector y la otra parte, Anesco y las empresas, continuará yendo puerto por puerto en busca de rebajas.

La celebración del 30 aniversario de la Muerte de Belén María que se celebrará la semana del 19 al 25 en Las Palmas, puede ser el marco donde todo esto se confirme. Tanto por la posible coincidencia de fechas entre estos actos y la votación de la Ley en el Congreso, como por la concentración de personas con claro liderazgo en el sector, tanto de la parte sindical como de la patronal.

La Estiba, como instrumento y portavoz del sentimiento de los estibadores portuarios, recuerda el testimonio de una joven de 16 años, Belén María, vinculada al movimiento obrero portuario, y agradece la participación en los actos conmemorativos.