· Edición Digital · Número 1 · Abril 2009 ·

Las Palmas de Gran Canaria

Los estibadores se oponen al ERE del Puerto de La Luz y de Las Palmas

Sestiba rechaza negociar una regulación temporal y presenta un expediente de regulación de empleo unilateral que incluye 170 despidos.

Los estibadores del Puerto de la Luz y de Las Palmas retiraron de la mesa de negociaciones su propuesta económica ante la ausencia de respuesta por parte empresarial. ASEP había mostrado la buena disposición de los trabajadores a aportar 5,5 millones de euros de sus salarios para afrontar la bajada de actividad portuaria; a su vez, el sindicato reclamaba tanto a empresarios como a la Autoridad Portuaria que asumieran su parte de responsabilidad, contribuyendo también a financiar la deuda de Sestiba.

“No vamos a aceptar que ningún estibador vaya a la calle para que los empresarios hagan su agosto”. Así de rotundo se ha mostrado el presidente de la Asociación Sindical de Estibadores Portuarios (ASEP), Miguel Rodríguez, en referencia a las acciones que empresarios y el presidente de Sestiba quieren emprender para superar la crisis. Rodríguez añade que esa postura es una muestra de que no existe voluntad empresarial de asumir su culpa.

Ante la falta de respuesta y la presentación unilateral de un expediente de regulación de empleo (ERE) por parte del presidente de Sestiba, Javier Sánchez Simón, ASEP ha denunciado, a través de su presidente Miguel Rodríguez, esta regulación de empleo, “que incumple al menos dos de los puntos del Acuerdo Marco” que rige las relaciones laborales en el sector.

En concreto, Miguel Rodríguez se refiere al porcentaje de caída de la actividad portuaria, y al incumplimiento de los trámites de presentación del ERE desde el punto de vista formal. En el primer caso, el IV Acuerdo Marco condiciona la presentación de un expediente de regulación de empleo al hecho de que la caída de la actividad se situé por debajo del 75%, y que además se prolongue a lo largo de un mínimo de seis meses. Al respecto, el presidente de ASEP recuerda que el ERE del Puerto de la Luz y de Las Palmas “se ha presentado cuando se ha producido una caída de la actividad durante tan sólo dos meses, que si bien en enero llegó a una reducción del 30%, en febrero no fue superior al 20%”.

Además, el ERE ha sido presentando directamente ante la Dirección General de Trabajo, cuando el Acuerdo Marco establece que debe presentarse previamente ante la Comisión Sectorial Estatal. El incumplimiento de ambos puntos convierte en “ilegal” dicho expediente de regulación. Para Miguel Rodríguez, “frente a la reiterada disponibilidad manifestada por los trabajadores a negociar una regulación de empleo que, entre todos, ayude a paliar los efectos de la crisis con el menor impacto laboral posible, los empresarios tratan de imponer un ERE de forma unilateral e ilegal”.

Enlace video -Un dia de trabajo en el puerto-