· Edición Digital · Número 1 · Abril 2009 ·

Islas Canarias

Varios colectivos se movilizan a favor de los estibadores

La Coordinadora Sindical Canaria, la Coordinadora Canaria de Colectivos, representantes sindicales de Global, Guaguas Municipales, Guaguas Melenara, OPCSA, Naviera Armas, La Piquera, ASTICAN y los colectivos de taxistas y bomberos intervinieron en primera lugar para mostrar a los estibadores del Puerto de la Luz y de Las Palmas su "apoyo unánime" y "solidaridad incondicional".

La decisión de Sestiba de presentar de forma unilateral un expediente de regulación de empleo extintivo, que contempla el despido de unos 170 estibadores del Puerto de La Luz y de Las Palmas, ha llevado a varios colectivos de trabajadores a apoyar los puestos de trabajo de los portuarios. Así, la Coordinadora Sindical Canaria, la Coordinadora Canaria de Colectivo, el Colectivo Independiente de Guaguas Municipales y el Sindicato La Piquera han enviados comunicados de apoyo a los estibadores, en los que piden a Sestiba que acepte negociar un ERE temporal que no contemple despidos.

La Coordinadora Canaria de Colectivos, en la que están integradas además de los propios estibadores una treintena de organizaciones laborales de diferentes sectores productivos, ha hecho suyos los argumentos de los trabajadores portuarios, que consideran “ilegal” la regulación de empleo presentada, entre otras razones porque incumple las condiciones de pérdida de actividad estipuladas en el Acuerdo Marco que regula las relaciones laborales del sector: una caída por debajo del 75% durante seis meses.

Por su parte, la Coordinadora Sindical Canaria puntualiza en su comunicado de apoyo califica de “irresponsabilidad” la actitud del presidente de la Autoridad Portuaria de apostar por despidos “en los tiempos que corren, con un paro que crece en Canarias a una media de 400 despidos al día”. Añaden que “siendo el puerto uno de los motores de nuestra economía, esas declaraciones hacen saltar las alarmas a las fuerzas sociales que defendemos el trabajo y a los trabajadores como la mejor de las riquezas de cualquier país”.

La Coordinadora Sindical recuerda que “han sido precisamente los trabajadores afectados, los estibadores, los que han puesto arriba de la mesa sacrificios económicos y un inequívoco deseo de negociar, asumiendo con responsabilidad el tiempo de crisis en que estamos inmersos”. La organización acusa al presidente de la Autoridad Portuaria, Javier Sánchez Simón, de utilizar la “provocación” y la “campaña mediática” como medidas de presión, y le solicita que “deje de amenazar y tenga el sentido común necesario para no hablar de despidos en estos tiempos, o tendremos las fuerzas sociales que empezar a pensar que no hay puesto de responsabilidad política con capacidad alguna para salir de esta crisis y entonces habrá que exigir cambios”.

Por último, la Coordinadora Sindical Canaria concluyen señalando que “si tan fácil resultar pedir más sacrificio económico a los trabajadores portuarios, con campañas orquestadas, intentado hacer creer a la opinión pública que son poco más o menos unos potentados, ¿por qué esos gestores políticos no aplican esas mismas recetas con sus sueldos?; ¿se ha pedido el mismo sacrificio a la parte empresarial?”.

Otros colectivos

En el mismo sentido se han pronunciado, a través de sendos comunicados de apoyo, el Colectivo Independiente de Guaguas Municipales y el Sindicato La Piquera. Los primeros ha respondido al apoyo que les han dado los estibadores en el conflicto contra la amenaza de privatización de la empresa, mostrando “nuestra solidaridad con la lucha emprendida por los estibadores en defensa de sus legítimos derechos laborales”, y califican de “nuevo asalto patronal” que “pretenden cargar sobre las espaldas de los trabajadores el mantenimiento de sus márgenes de beneficios”.

Los guagüeros señalan que “mientras los gobiernos apuntalan a las grandes empresas financieras y a la banca con cantidades indecentes de dinero público, y mientras los empresarios claman por una reforma laboral que conviertan los despidos en un mero trámite, se ha iniciado una ofensiva contra los trabajadores y sus organizaciones de base con el fin de desarmar a quienes mantienen una posición avanzada en base a su capacidad de lucha, su unidad inquebrantable y su sólida organización obrera”.

Del mismo modo, el Sindicato La Piquera denuncia que “basta ya que empresarios sin escrúpulos aprovechen la crisis para ser más ricos”, y pide al presidente de la Autoridad Portuaria y de Sestiba que “acate lo pactado, ya que en el Acuerdo Marco no se contempla un ERE en las condiciones actuales”.

El sindicato manifiesta que “durante muchos años los empresarios han estado ganando miles de millones de pesetas en el Puerto de Las Palmas, por tanto es justo que los estibadores también cobren sus sueldos acorde con los beneficios que el puerto genera”. Los Empresarios actualmente siguen ganando muchos millones, pero como no llegan al volumen manejado en años anteriores quieren machacar a los trabajadores para ellos seguir con sus grandes ganancias.

Y concluye señalado que “la historia se repite, el rico intenta machacar al pobre para seguir siendo cada vez más rico”, y advierte que “los estibadores no sólo son un colectivo compacto y luchador, preparado para la batalla con argumentos, sino que cuentan con nuestro apoyo y otros muchos trabajadores”.