· Edición Digital · Número 1 · Abril 2009 ·

Las Palmas de Gran Canaria

Los estibadores bajo la amenaza de despido

Las empresas del Puerto de La Luz y Las Palmas son las únicas de España que aplicarán un ERE con despidos. La respuesta del colectivo portuario no se ha hecho esperar y han convocado una huelga indefinida a partir del 22 de abril.

Las empresas del Puerto de la Luz y de Las Palmas son las únicas estibadoras españolas de los 27 puertos del Estado que han optado por el despido de trabajadores para afrontar la caída de actividad a consecuencia de la crisis. Mientras la caída de la actividad portuaria en el resto de España es superior a la que padece este puerto, y con similares condiciones salariales y laborales; en todos los casos se ha recurrido a un expediente de regulación temporal.

Por este motivo, las organizaciones sindicales de los restantes 26 puertos españoles han dado su total apoyo a los estibadores canarios, en las reuniones de la Coordinadora Estatal celebrada en Barcelona y Las Palmas y la posterior rueda de prensa del 2 de abril, en el Puerto de La Luz y de Las Palmas. Este respaldo se suma al ya realizado por la Coordinadora Canaria de Colectivos (CCC), que integra a una veintena de organizaciones de otros sectores productivos de Canarias como transportes, bomberos, justicia y sanidad, entre otros.

El caso es que la falta de disposición empresarial para llevar a cabo un acercamiento que ésta muestra en las negociaciones está provocando gran malestar entre los trabajadores del Puerto de La Luz y de Las Palmas. Ya que los estibadores han reiterado en diversas ocasiones su disponibilidad a asumir sacrificios para ajustar los salarios a la actividad real del Puerto, y contribuir así a sanear la deuda de Sestiba. Además han puesto sobre la mesa de negociaciones una propuesta económica para aportar hasta 7 millones de euros de sus salarios y otros conceptos pactados para afrontar la bajada de actividad; pero reclaman que tanto a empresarios como a la Autoridad Portuaria que asuman su parte de responsabilidad.

Coordinadora ha denunciado tal situación y ha añadido que en Las Palmas el ERE no es el único problema porque además poseen una deuda histórica de más de 18 millones de euros que puede hacer que la situación se complique aún más. Esta deuda se debe a que durante años los empresarios se han negado a aportar la parte de la cuota que les correspondía. A esto hay que sumarle la decisión de Sestiba de sancionar a 158 estibadores que, como respuesta a la postura empresarial, han decido trabajar "a reglamento". Ante este cúmulo de adversidades, los estibadores canarios han convocado una huelga indefinida que tendrá lugar a partir de lunes 22 de abril, fecha en la que el ERE entrará en vigor. Además han solicitado formalmente al jefe de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, Juan de Dios, su mediación en el conflicto para que así se opte por un expediente de regulación temporal.

Vídeo de la reunión de Coordinadora en Las Palmas

Portafolio:

Antolín Goya durante la reunión en el Puerto de La Luz y Las Palmas Los estibadores canarios en la reunión de Las Palmas Los representantes de los distintos puertos en la rueda de prensa