· Edición Digital · Número 11 . Noviembre 2010 ·

Málaga

Málaga sigue pendiente de Maersk

Los estibadores del puerto de Málaga temen que, al igual que sucedió en Algeciras, Maersk Line desvíe sus tráficos hacia el puerto vecino de Tanger Med en Marruecos, a partir las últimas operaciones de la compañía en el puerto malagueño.

La naviera danesa acordó un tráfico mínimo en el puerto de Málaga, pero ese pacto finaliza a finales de año y no hay señales de que pretenda negociar ninguna prórroga para manterner el volumen actual.

Los representantes de los estibadores piensan, incluso, que se pudiera tratar de una maniobra de la naviera para, “salvar los acuerdos en Algeciras, sacrificando el puerto de Málaga”. Esta suposición se fundamenta en que, en caso de que se produjera ese trasvase de tráfico, no respondería a una razón económica, ya que Málaga ha disminuido sus precios de mano de obra de estiba casi al nivel de Marruecos, según estos representantes.

Esas grandes compañías están jugando fuerte sus bazas para controlar todo lo que puedan el sector, al mínimo coste, y eso está llevando a algunos puertos a situaciones límite difíciles de solventar.