· Edición Digital · Número 11 . Noviembre 2010 ·

Filadelfia

Estibadores norteamericanos en apuros

La empresa Del Monte Fresh Produce Co. de Filadelfia ha reducido casi 200 puestos de trabajo de trabajadores portuarios sindicalizados y agrupados en el sindicato Local 1291de la ILA, para trasladar su operativa a un terminal de propiedad privada que paga a sus trabajadores unos salarios mínimos.

Alrededor de 200 trabajadores portuarios del sindicato de estibadores del puerto de Filadelfia han venido realizado todos los trabajos de estiba y desestiba de los buques Del Monte Fresh Produce, para abastecer su mercado de fruta de los EE.UU. Sin embargo, desde el 1 de octubre de 2010, Del Monte Fresh Produce ha trasladado de forma agresiva toda su operativa a una instalación privada en Gloucester, Nueva Jersey donde se paga a los trabajadores entre 8,50 y 11 dólares por hora. Unos salarios que son sólo algo más de la mitad del de los miembros de la ILA a los que sustituyen.

Si se permite que continúe la pérdida de los puestos de trabajo de los miembros de la ILA, esto significará el mayor golpe a la economía de Filadelfia, que está luchando por salir a flote de su peor recesión en décadas. Los miembros de la ILA de la Terminal 5 en Camden, Nueva Jersey, trabajaron unas 400.000 horas al año en buques que transportaban mercancía de Del Monte Fresh Produce. Sin esos salarios y beneficios, los trabajadores, sus familias y las empresas que los patrocinan sufrirán las consecuencias.

La decisión Del Monte Fresh Produce N. A. Inc. de trasladar su operativa lejos del Puerto público de Filadelfia se puede calificar de represión sindical, muy acorde con la habitual gestión de la familia Holt, que opera terminales de transporte marítimo en la zona. Cuando el propietario de la empresa, Leo Holt, anunció que iba a trasladar la operativa de Del Monte Fresh Produce a las instalaciones de Gloucester, Nueva Jersey, de las que él mismo es propietario, la ILA ofreció una
respuesta inmediata, negociando concesiones laborales por valor de 5 millones de dólares. Las autoridades gubernamentales ofrecieron 25 millones en mejoras de infraestructura, superficie adicional para la terminal sin costo alguno y una reducción de cerca del 50% en las facturas de electricidad.

Estas importantes concesiones no fueron suficiente para Fresh Del Monte Produce Co. y la familia Holt. A pesar de que éstos afirman que en la instalación de Gloucester sus trabajadores están sindicalizados, la realidad es que los trabajadores en esta terminal están representados por un sindicato independiente con un contrato que permite niveles salariales y condiciones de trabajo muy por debajo de los niveles de la ILA.

El Consejo Internacional de Estibadores hace una llamada de apoyo a Filadelfia
para enviar el mensaje a Del Monte Fresh Produce NA Inc. de que las prácticas
antisindicales no serán toleradas. Necesitan también resoluciones de apoyo de todos los sindicatos, organizaciones de derechos civiles, académicas y religiosas.

Enviad copias de resoluciones a: coordination@idcdockworkers.org
Además, escribid al gobernador de Pennsylvania, Ed Rendell, urgiendo a solucionar el conflicto y a presionar a Del Monte y a la familia Holt para que podamos recuperar nuestros puestos de trabajo.