· Edición Digital · Numero 12 · Febrero 2011 ·

Algeciras

Conflicto en la aplicación del convenio con más larga vigencia de todo el Estado

Después de realizar una asamblea multitudinaria para oír las propuestas de reducción de costes presentadas por las dos terminales de contenedores activas en el puerto de Algeciras, los estibadores del puerto de Algeciras, eventuales y fijos de Marapie, quedaron a la espera de otra propuesta de APM Terminals. Durante la asamblea se leyeron 40 puntos con los que las compañías se proponen bajar un 20% los costes, pero Coordinadora cree que el esfuerzo de las empresas debe ser equivalente al de los estibadores.

Según Manuel Cabello, coordinador para la zona Andalucía de Coordinadora, las empresas pretenden conseguir una reducción del 20% en la masa salarial de la estiba, sin garantizar ningún tráfico. La línea en la que se está trabajando, según Cabello, es la de “un descuento dentro de unos términos que sean aceptables por los portuarios, pero que se garantice un tráfico mínimo”, descartando siempre la reducción de personal, asegura Cabello.

En pasado marzo de 2010 se inició un goteo de desvíos a Tánger por parte de la naviera Maersk, principal cliente de APM Terminals. De esta manera la empresa incumplió el acuerdo firmado el 19 de diciembre de 2008, por el que se fijaba un movimiento anual de dos millones de contenedores en el Puerto de Algeciras y supuso que los trabajadores realizaran grandes concesiones para garantizar un volumen de actividad.

Por esta causa, Maersk ya ha compensado a los trabajadores de la estiba por la reducción de los tráficos sufrida en el puerto de Algeciras durante 2010. Una cantidad que supone el 2% sobre el total facturado por Marapie a la multinacional danesa durante 2009, que es el último año en el que se llegó a los 2.000.000 de movimientos ó 3.000.000 de contenedores que se marcan como compromiso de actividad en el convenio colectivo vigente hasta 2017.

Por otro lado, durante estos últimos días han vuelto a Algeciras grandes barcos que ya solían realizar sus operaciones en Tánger-Med. Se desconocen de manera oficial las causas de estas circunstancias, si durarán en el tiempo o es una situación puntual. Parece ser que el ambiente laboral del puerto de Tanger, con convocatorias de huelga, está haciendo que Maersk Line haya decidido devolver a Algeciras la actividad de tiempos pasados.

La situación es muy tensa en el puerto al otro lado del Estrecho después de haber despedido a cuatro sindicalistas de Union des Syndicats (UMT) en Tánger-Med. Un paro posterior producido el 5 de enero y el fracaso de las conversaciones entre empresa y trabajadores ha motivado el despido de otros nueve empleados y de ahí la nueva convocatoria de huelga que puede estar beneficiando, al menos temporalmente, a APM Terminals Algeciras.

Etiquetas:

| |