· Edición Digital · Numero 12 · Febrero 2011 ·

Bilbao, Valencia y Barcelona

El transporte autónomo se reivindica

Crece el descontento de los transportistas ante la imposibilidad de repercutir en los precios el incrementos de los costes que sufre este colectivo, especialmente el que se refiere al aumento del precio del gasóleo.

Reunidos en asamblea, el pasado 24 de febrero, los transportistas el Sindicato de Transportistas Autónomos de Bizkaia (Sintrabi) decidieron desconvocar el paro que mantenían desde el lunes 21 en el transporte de contenedores en el Puerto de Bilbao, con la intención de demostrar su voluntad de diálogo y su deseo de no perjudicar la actividad del puerto.

Con el paro, el sindicato, que agrupa a alrededor de 700 transportistas que efectúan este servicio de transporte en el puerto bilbaíno, quería expresar el descontento de los transportistas ante la imposibilidad de repercutir en los precios el incrementos de los costes que sufre este colectivo, especialmente el que se refiere al aumento del precio del gasóleo. Durante la movilización, recibieron el apoyo de los sindicatos de transportistas autónomos de Barcelona (Sintraport) y Valencia (Transcont).

Precisamente este último sindicato de transportistas ha señalado en los últimos días que, ante el descontento con la actual situación que viven los transportistas autónomos de contenedores en el Puerto de Valencia, se baraja la posibilidad de dejar de prestar servicios de transporte en las instalaciones levantinas.

La razón de esta conflictivo estriba exclusivamente en la aplicación del recargo por combustible en las facturas de transporte a partir de abril de 2011 a la que legalmente tienen derecho. En consecuencia, según Transcont Comunidad Valenciana, los cargadores de exportación incurren en un abuso y llegan a convertir la libre prestación de servicios en un mero contrato de adhesión donde las condiciones son impuestas de forma unilateral por dichos cargadores. El transportista autónomo se queda sin capacidad de negociación y se le imponen condiciones económicas por debajo de sus costes.

Como medidas encaminadas a evitar estas prácticas, Transcont propone plasmar, en las órdenes de transporte, que se tramitan a través del portal de la Autoridad Portuaria, el recargo del combustible, plazo de pago del viaje y precio del mismo. Así mismo, no descartan la adopción de medidas de carácter legal para hacer efectivo el cumplimiento de la norma jurídica.