· Edición Digital · Numero 12 · Febrero 2011 ·

Avilés

La deuda de Seavided frena su transformación en Sagep hasta mayo

La negativa de la empresa Actividades Generales Portuarias (AGP) a asumir la parte proporcional (15,54 por ciento) del pasivo de la sociedad pública de estiba del puerto de Avilés (Seavided) impidió ayer la constitución de la nueva figura empresarial de régimen privado (Sagep).

AGP es una de las cuatro empresas que reúne las condiciones legales para integrarse en el accionariado de la Sagep del puerto de Avilés y la única que llevó hasta las últimas consecuencias su rechazo a asumir el pasivo de Seavided, más de 4,5 millones de euros, de los cuales la mayor parte están relacionados con el crédito solicitado para hacer frente al plan de empleo de 2004, que redujo la plantilla de estibadores en un tercio de su tamaño. Seavided suscribió ese préstamo con el aval de determinadas empresas estibadoras y la Autoridad Portuaria. La polémica surge ahora al plantearse la duda de si AGP debe secundar esos avales o puede quedar al margen de los mismos.

El asunto está pendiente de juicio en mayo, por lo que los responsables del Puerto y de las empresas que formarán la Sagep decidieron ayer esperar a la resolución del juez para obrar en consecuencia. De ese modo, el puerto avilesino se convierte en una de las excepciones del sistema portuario español, que por ley debería dejar resuelto cuanto antes el proceso de privatización de sus sociedades de estiba.

Esta fractura entre los diferentes operadores del puerto ha quedado patente con la reciente constitución de una nueva patronal de empresas estibadoras y consignatarias de Asturias, denominada Estibastur, que tiene como miembros fundadores a Andrés Ruiz de Velasco, AGP, Cargas y Estibas Portuarias y María Ángeles Zorrilla (Paquet).

Etiquetas:

|