· Edición Digital · Numero 12 · Febrero 2011 ·

Acuerdo Marco

Caminando juntos hacia el Acuerdo Marco

Para las fuerzas sindicales presentes en la estiba, el escenario surgido con la aprobación de la nueva Ley de Puertos necesita un consenso entre sindicatos que legitime nuestras reivindicaciones frente a ANESCO a la hora de negociar un nuevo Acuerdo Marco. Desde el primer encuentro hubo sintonía, y tanto Coordinadora como UGT y CCOO afirmaban que en marzo se cerraría el texto y se podría empezar a hablar con la patronal. Tras el último encuentro a finales de febrero, ya se ha consensuado prácticamente la totalidad de la propuesta.

El pasado mes de diciembre Coordinadora, UGT y CCOO se reunieron para comenzar a concretar una propuesta conjunta, con la que negociar un nuevo Convenio Colectivo para la estiba a nivel estatal. No era el primer encuentro entre los principales sindicatos de la estiba en España, pero sí que iba a ser el primero en el que se comenzasen a debatir aspectos concretos en los que sustentar dicho acuerdo.

Desde entonces, se han acordado casi todos los puntos donde podría haber diferencias. Tan solo quedarían pendientes algunos flecos relativos a los ámbitos, es decir, las tareas que llevarán a cabo los estibadores que, sin duda, es uno de los temas más conflictivos.

Haciendo memoria, recordaremos que el IV Acuerdo General del Sector de la Estiba Portuaria firmado en 2008 por la patronal ANESCO y los sindicatos Coordinadora, CIG y LAB, no fue rubricado por Comisiones Obreras y UGT, mientras que Puertos del Estado abandonó la mesa de negociación. Después vinieron las resoluciones del Ministerio de Trabajo, las sanciones de la Comisión Nacional de la Competencia, y las sentencias tanto de la Audiencia Nacional como del Tribunal Supremo. Desde entonces la negociación colectiva en la estiba a nivel nacional quedó paralizada.

Pero Coordinadora entiende que su principal preocupación debe ser que la profesión de estibador tenga futuro y que se desarrolle en unos niveles de calidad y seguridad aceptables. De ahí la importancia de retomar la negociación. Por todo ello, se continúa trabajando con el fin de intercambiar información y clarificar pequeñas cuestiones jurídicas y de redacción, para poder remitir la documentación a la patronal ANESCO, con el fin de poder abrir una mesa negociadora.

Hay que recordar que para la elaboración de su propuesta, los sindicatos han tomado como base el III Acuerdo Marco, el IV Acuerdo Marco y las sentencias de la Audiencia Nacional y de la Comisión Nacional de la Competencia sobre el IV Acuerdo. Esto aporta grandes complejidades jurídicas en la elaboración del documento, ya que debe contemplar el máximo consenso sindical, así como su pleno ajuste a la legalidad, con la vista puesta en la negociación con la patronal.

Precisamente, los sindicatos quieren que la patronal ANESCO, su nueva Junta Directiva, solucione sus problemas de representatividad y den un paso adelante para adaptar su estructura y convertirse en una asociación empresarial representativa con la que poder sentarse a negociar. De hecho, la última Asamblea General de ANESCO antes de las elecciones del 18 de enero, ya contó con la presencia del presidente de Puertos del Estado, Fernando González Laxe, lo que sirvió para escenificar la normalización de las relaciones entre la patronal y el organismo público.

El proceso, iniciado a partir de la llegada de Laxe al cargo, debe contribuir para que ANESCO vuelva a tener el peso especifico de anteriores etapas como interlocutor de la patronal. Atrás parecen quedar las acusaciones de deslealtad por parte del anterior secretario de Estado de Transportes, Fernando Palao, y cómo, en 2006, tanto él como el entonces presidente de OPPE, Mariano Navas, rechazaron la invitación para clausurar la Asamblea de aquel año.

Según fuentes de la patronal, el primer objetivo del nuevo comité ejecutivo será negociar un nuevo convenio nacional de la Estiba con la finalidad de corregir los artículos señalados por la sentencia del Tribunal Supremo, así como por la resolución de la Comisión Nacional de la Competencia, ambos correspondientes a noviembre de 2010, además de ajustarse a la nueva ley 33/2010 donde se regulan las nuevas sociedades de Estiba.

Es decir, que si no aparece nada nuevo bajo el sol que ilumina los puertos, la senda de la negociación está despejada para llegar a acuerdos y cerrar el proceso cuanto antes, conseguir un Convenio Colectivo duradero, y que todos –estibadores, empresas y administración- trabajen para consolidar lo conseguido y adecuar lo venidero sin vulnerar los intereses del colectivo.

 

Etiquetas: