· Edición Digital · Numero 12 · Febrero 2011 ·

Gijón

Huelga en El Musel

Los compañeros de El Musel continúan, al cierre de La Estiba, con la huelga indefinida que comenzaron el pasado 3 de marzo y que fue precedida por jornadas de paros parciales desde el 22 de febrero. Tras la reunión mantenida con Gestiba el día 9 de este mismo mes, las cosas continuaban en el mismo punto en que se convocó el paro: los compañeros consideran irrenunciable que la carga y descarga del buque de la autopista del mar sea ejecutada por profesionales.

El enroque de la Autoridad Portuaria gijonesa no ha dejado margen para negociaciones ni salidas airosas. Tanto la Autoridad Portuaria como las empresas estibadoras mantienen su posición de no querer negociar el Convenio Colectivo con todas las fuerzas sindicales, así como la negativa a realizar el servicio de manipulación de mercancías de coches nuevos sin matricular y plataformas de camión con estibadores.

De hecho, la Autoridad Portuaria de Gijón esgrime como argumento el acuerdo alcanzado con el sindicato ASEPA, un acuerdo que el resto de sindicatos tacha de no válido porque no representa a la mayoría de los estibadores de El Musel, ya que las conversaciones con el resto de fuerzas ha sido nula, lo que implica un Conflicto Colectivo a corto y medio plazo. En la actualidad, el Comité de Empresa de la APIE del puerto de Gijón consta de tres delegados, repartidos entre ASEPA, UGT y Coordinadora.

En cuanto a los tráficos ro-ro, desde Coordinadora no se descarta que la movilización iniciada en Gijón se extienda a otros puertos del Estado. En este sentido, los compañeros gijoneses han recibido apoyos de otros sindicatos de puertos del Norte, como el vasco LAB o el gallego CIGA, de los trabajadores de otros puertos españoles –tanto de los que acogen tráficos de vehículos como los que no-, e incluso de los estibadores del puerto de Nantes, que es el destino de los vehículos cargados en Gijón por personal ajeno a la estiba.

Ya en la reunión de la Comisión Mixta celebrada el 2 de marzo en Madrid, empresas y trabajadores coincidieron al considerar que la estiba de coches nuevos en Gijón, tal como se está haciendo, no es legal, mientras que la Autoridad Portuaria de Gijón aseguraba que sí y Puertos del Estado defendía que hay que cumplir la ley, pero sin aclarar si a su juicio lo que sucede en Gijón entra o no dentro de esa legalidad.

 

Etiquetas:

|