· Edición Digital · Número 13 · Mayo 2011 ·

Las Palmas

Estibadores de Las Palmas colaboran con la formación a discapacitados

El pasado 28 de marzo se inició el curso Senderos sin barreras, un proyecto surgido de la colaboración entre el sindicato de estibadores portuarios de Las Palmas y el centro especial de empleo Plántate, que pretende formar a personas con discapacidad como guías turísticos de senderos y que se imparte en el Centro de Formación Pepe Marrero.

Senderos sin barreras está diseñado para posibilitar al alumnado una formación de 400 horas divididas en cuatro meses, en un sector en auge, el turismo rural. Se trata de dotar a personas discapacitadas, muchas de ellas en riesgo de exclusión social, de los conocimientos necesarios para trabajar como guías intérpretes del medio ambiente, para cualquier tipo de visitante, incluso aquél con falta de movilidad.

El proyecto tiene la vocación de fomentar la superación personal y la igualdad colectiva, unos valores con los que los estibadores se identifican y promueven a través de distintas iniciativas solidarias. Senderos sin barreras, además, supone el primer proyecto del Centro de Formación Pepe Marrero, dependiente del sindicato de estibadores portuarios de Las Palmas, desde que comenzara su nueva andadura, con el cambio de gerencia que tuvo lugar en febrero de este año.

Portafolio: