· Edición Digital · Número 13 · Mayo 2011 ·

Las Palmas

Los estibadores exponen la problemática del sector a la vicepresidenta del Gobierno Canario

La vicepresidenta del Gobierno Canario, María del Mar Julios, se reunió el 13 de abril con representantes de la Coordinadora de Trabajadores del Mar en la sede del Sindicato de Estibadores Portuarios, ASEP, con representantes de Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, entre los que se encontraban miembros del comité de empresa de Sestiba-Sagep y de OPCSA Terminal de Contenedores.

Miguel Rodríguez, coordinador de los estibadores portuarios de Canarias, expuso a la vicepresidenta la necesidad de agilizar, por un lado, los controles fitosanitarios que se hacen al pescado de trasbordo para la exportación y al de consumo local en el Puerto de La Luz, ya que hay poco personal para el volumen de trabajo, y, por otro lado, los trámites burocráticos. Estas dos situaciones dificultan que el trabajo de estiba y desestiba de los buques se realice de manera dinámica y eficaz. Hay veces que los trámites pueden ralentizar hasta 15 días la descarga de un buque y esta situación conlleva el desvío de barcos a puertos del oeste africano.

Asimismo, Miguel Rodríguez le explicó a Julios que actualmente hay en Canarias Puertos de No Interés General, que no están habilitados para la carga y descarga de mercancías, que están desarrollando este trabajo, por lo que supone una competencia desleal para los Puertos de Interés General, que pagan un canon para poder ofrecer este servicio y lo hacen con estibadores portuarios, personal formado para ello. Esta preocupante situación se vive especialmente en los puertos de Morrojable y Gran Tarajal (Fuerteventura), aunque también en Los Cristianos (Tenerife), Agaete (Gran Canaria) y Tazacorte (La Palma).

Otro de los problemas que expusieron los estibadores es la necesidad de reactivar las sociedades de estiba de El Hierro y La Gomera, que se han quedado sin personal contratado y los trabajos de carga y descarga de los buques se hace sin profesionales.

María del Mar Julios escuchó la exposición de los trabajadores portuarios y se comprometió a trasladar la problemática a las autoridades competentes de su gobierno para tratar de lograr una solución.