· Edición Digital · Número 14 · Junio 2011 ·

Tren de contenedores entre China y Alemania

DB Schenker, compañía alemana de servicios logísticos, ha realizado una prueba con un tren de mercancías que ha conectado Chongqing (China) y Duisburgo (Alemania), en un trayecto de 10.300 kilómetros, con el que se espera sentar las bases para la puesta en marcha de servicios regulares entre ambos mercados.

El tren de contenedores, que llegó a Duisburgo tras un trayecto de 16 días, recorrió la distancia entre China y Alemania, en la mitad de lo que se tarda por vía marítima, cruzando Mongolia, Kazajstán, Rusia, Bielorrusia y Polonia, tras haber partido de Chongqing, una ciudad que cuenta con una población cercana a los 30 millones de personas y que se ha convertido en un importante centro de producción para distintos sectores industriales.

El transporte de los contenedores desde Chongqing hasta un puerto cercano necessita unos tres días. Durante ese tiempo, el tren con destino a Duisburgo puede cubrir la mitad de su trayecto a través de China. Se trata de un avance importante en el transporte de mercancías por ferrocarril, que permitirá, si se pone en marcha de forma regular, repartir las mercancías de forma más sencilla y ágil, suponiendo una dura competencia para el transporte marítimo.