· Edición Digital · Número 14 · Junio 2011 ·

Bruselas limitara las ayudas al Short Sea para no distorsionar el mercado

La Comisi6n Europea ha decidido restringir las ayudas que el programa Marco Polo concede a la puesta en marcha de nuevas líneas de short sea shipping y Autopistas del Mar para no distorsionar la competencia en el sector marítimo.

En el programa de trabajo de 2011 la Comisión ha propuesto algunas limitaciones para el sector marítimo y solo se tendrán en cuenta aquellos proyectos que impliquen el uso de tecnologías limpias. A lo largo del año pasado, tanto la Comisión Europea como la Agencia Ejecutiva para la Competitividad y la Innovación (EACI), que es el organismo que centraliza los trabajos del programa Marco Polo, recibieron numerosas denuncias de competencia desleal que causaron numerosos problemas operativos y ponían en entredicho la credibilidad del programa.

La supuesta distorsión de la competencia causada par algunos proyectos financiados par el programa Marco Polo es motivo de preocupación para la Comisión Europea. Por ello, la convocatoria 2011 solo proporcionara financiación a los proyectos que implementen tecnologías innovadoras u operativas portuarias que reduzcan de forma significativa las emisiones contaminantes del sector marítimo, como el uso de combustible bajo en azufre o de buques propulsados con gas natural licuado, entre otros.

Otra de las razones que ha llevado a la Comisión a limitar la financiación a proyectos que sean respetuosos con el media ambiente, es la próxima entrada en vigor de varios nuevos requisitos del Anexo VI del Convenio Marpol de la Organización Marítima Internacional (OMI), que regula la contaminación atmosférica de los buques y tendrá una especial incidencia en el transporte marítimo de corta distancia.

Asimismo, la Comisión Europea ha comenzado una ronda de contactos con el sector marítimo para encontrar una salida a esta situación. En función de su resultado, las restricciones a los proyectos de short sea shipping se mantendrán o se flexibilizaran.