· Edición Digital · Número 15 · Julio 2011 ·

Las Palmas

Colaboración entre la Asociación Contra el Cancer y los estibadores de Las Palmas

Del 17 al 24 de julio de este año, 8 niños y una voluntaria de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Las Palmas viajarán a una colonia de verano en Lérida, gracias al patrocinio de los estibadores portuarios de Las Palmas y de la asociación de empresarios Puerto-Canteras.

Desde hace doce años la AECC de Lérida organiza colonias de verano para niños de entre 6 y 15 años que hayan padecido alguna enfermedad oncológica y desde el verano de 2006 menores de Las Palmas pueden acceder a esta actividad gracias a la labor de la AECC de Las Palmas y al patrocinio como el que este año realizarán los estibadores portuarios, ya que los participantes disfrutan de este campamento de forma totalmente gratuita.

Más de cien niños de distintos lugares de España podrán compartir actividades como rafting, montar a caballo, veladas musicales, talleres de teatro o de pintura, tiro al arco y otras muchas con objetivos terapéuticos claros y acompañados por monitores especializados, psicólogos, oncólogos y enfermeros.

Se trata de una actividad muy beneficiosa para los participantes que favorece la comunicación entre los chicos, facilita la expresión de sentimientos tanto positivos como negativos y les ayuda a vivir las diferencias como algo único y enriquecedor; promueve hábitos de vida saludable; mejora su autoestima a la vez que les ayuda a adquirir destrezas, conocimientos y habilidades tanto afectivas como psicomotoras e intelectuales y, por supuesto, disfrutan de la naturaleza.

El apoyo a esta actividad es una más de las acciones sociales que el colectivo de estibadores del Puerto de Las Palmas está desarrollando, conscientes de la necesidad de contribuir con la sociedad en la que están inmersos. Entre otras destacan la colaboración con el Centro Logístico de Cruz Roja y Media Luna Roja de Las Palmas de Gran Canaria para el que impartieron un curso especializado en manejo de mercancías y maquinaria, muy útil en situaciones de desastres; los talleres de defensa personal para mujeres en general, y víctimas de la violencia de género en particular, que han desarrollado en distintos municipios de la isla, y el apoyo al Centro Yrichen de desintoxicación de drogodependientes.