· Edición Digital · Numero 16 - Octubtre 2011 ·

Bruselas

Últimos apoyos al Corredor Mediterráneo

El pasado 21 de septiembre se celebró en Bruselas la “Ferrmed Trans-European Cluster”. El encuentro sirvió de cita previa al anuncio por parte de la Comisión Europea, el próximo 19 de octubre, del proyecto de red básica, en el que se incluirán los corredores que recibirán financiación europea y de cada uno de los Estados miembros afectados en el período 2013-2030.

La cumbre organizada por Ferrmed concentró a los principales representantes políticos, sectoriales, institucionales y empresariales de las regiones del Corredor Mediterráneo. De hecho, asistieron los presidentes de la Generalitat Valenciana, Región de Murcia, Catalunya y Baleares, así como representantes de la Junta de Andalucía y de otras regiones europeas. Además, participaron decenas de empresarios, organizaciones empresariales y sociales, alcaldes, así como destacadas personalidades de la CE y representantes de Ferrmed.

Artur Mas, presidente de la Generalitat de Catalunya, catalogó como clave el corredor” para España, ya que cruza unos territorios que representan el 50% de la economía del país, el 50% de la población y el 60% del tráfico de mercancías con Europa, además de su conexión con África.

Ramón Luis Valcárcel, presidente de la Región de Murcia, confió en que el tramo mediterráneo sea seleccionado por Bruselas y, en cuanto a su trazado, comentó que existe consenso para que llegue hasta Andalucía, pero que está por ver si se consigue que pase por Cartagena.

Alberto Fabra, presidente de la Generalitat Valenciana, por su parte, hizo hincapié en que “la conexión norte-sur hace que Europa tenga más oportunidades y mercados con los que comerciar” y destacó la aportación que supondría el proyecto español para la competitividad europea.

Asimismo, el presidente balear, José Ramón Bauzá, explicó que para Baleares también es muy importante que Bruselas respalde este proyecto, porque es esencial para conectar los puertos con los núcleos urbanos, lo que permitirá potenciar la competitividad de la economía española y fomentar el empleo en las áreas cercanas a los puertos.

Tanto o más importante, que los evidentes apoyos de los representantes autonómicos, fue la adhesión del Comisario de Industria de la Comisión Europea, el italiano Antonio Tajani, que mostró su apoyo al eje mediterráneo por ser "una propuesta inteligente". Su adhesión no es baladí, teniendo en cuenta que antes dirigió el área de Transportes y Movilidad, que es la que ultima la revisión de las redes centrales transeuropeas, que servirá para clasificar las propuestas presentadas por los países miembros a la hora de recibir financiación. La decisión que tome Bruselas se conocerá el 19 de octubre y se habla de repartir un ’pastel’ de 53.700 millones en fondos europeos.

El corredor mediterráneo se unirá al gran eje Fermed, una enorme red viaria que transcurre por el centro de Europa hasta los países escandinavos, llegando hasta San Petersburgo y hasta Casablanca en su parte sur. Según la información facilitada por el lobby ferroviario, el ahorro que permitiría la transferencia del tráfico por carretera al ferrocarril equivaldría, entre 2016 y 2045, a 30.000 millones de euros, teniendo en cuenta que el tren es el modo de transporte de mercancías más económico que existe. Además, la reducción de los tiempos de desplazamiento se traduciría en un beneficio de 36.500 millones de euros.