· Edición Digital · Numero 16 - Octubtre 2011 ·

El nuevo Acuerdo Marco podría estar listo antes del 20 de noviembre

El pasado día 27 de septiembre, patronal y sindicatos del sector de la estiba volvieron a reunirse en Madrid para intentar clarificar el futuro de la negociación del nuevo acuerdo marco. Al final de la reunión las partes volvieron a citarse para una nueva reunión técnica.

El compromiso y la buena voluntad eran premisas que planeaban en el ambiente al finalizar dicha reunión. Estaba claro el interés de todas las partes de intentar tener listo el nuevo documento antes de las elecciones generales del 20 de noviembre. La intención es que los cambios en el Gobierno y en el Organismo Público Puertos del Estado, no lleguen en medio de las negociaciones, pudiendo provocar un retraso en el acuerdo.

Una de las dificultades que se van a encontrar los equipos jurídicos va a ser la de conjugar las sentencias judiciales en contra del IV Acuerdo Marco, la Ley de Puertos aprobada el pasado año y los propios intereses de empresas y sindicatos. Vistos los antecedentes, la intención es conseguir un nuevo texto en el que se recojan todas las sensibilidades.

Las sentencias judiciales van a condicionar mucho las conversaciones, aunque nuestro sindicato no va a permitir ninguna reducción en las labores que llevan a cabo los profesionales de la estiba.

Tampoco habrá que obviar el escenario económico de crisis en el que se encuentra la economía, y que va a tener su traslado a las negociaciones. En ese sentido, Anesco ha dejado entrever su intención de hablar sobre ciertos aspectos como jornadas o salarios. Tanto Coordinadora como UGT ya han mostrado su rechazo a esta posibilidad.

Sin embargo, esta situación de crisis no ha mermado la buena voluntad con la que acuden todas las partes a la negociación, ya que a todos interesa que un nuevo Acuerdo Marco. A las empresas para poder ofrecer a actuales y futuros clientes un marco de estabilidad que redunde en una mayor competitividad de las terminales y puertos españoles. Y a los estibadores para poder contar con un marco laboral estable y duradero, que garantice una carga de trabajo constante y en el que se salvaguarden los derechos del colectivo. En este sentido, Coordinadora y UGT apuestan por un Acuerdo Marco de siete años de duración.

Es una oportunidad única y necesaria ya que, tras la aprobación de la Ley de Puertos, solo queda dotar de marco jurídico a las labores de estiba, una premisa inaplazable para otorgar al sector la estabilidad requerida.
 

Etiquetas: