· Edición Digital · Número 17 - Diciembre 2011 ·

La Coruña

Calma tensa en La Coruña

El aviso de movilizaciones por parte de los estibadores coruñeses ante las condiciones laborales que llevaban meses sufriendo y que la Sagep se comprometió a solucionar antes del 14 de noviembre, ha propiciado respuestas por parte de la Sociedad de Estiba.

A mediados de octubre, Xabier Alonso, coordinador de la Zona Norte de Coordinadora se reunió con Francisco Santiañez y Daniel Llera, presidente y director de la Sagep del puerto gallego respectivamente, para exponer las difíciles condiciones laborales que sufrían sus compañeros y tratar de llegar a un acuerdo.

Alonso les manifestó que los estibadores del puerto de La Coruña llevaban meses sin poder coger días de descanso debido a la escasez de personal y la gran cantidad de trabajo, les informó de que la mayor parte de los días realizaban dos turnos, pero que había jornadas en las que se había nombrado a una misma persona para hacer 3 y 4 turnos, es decir, hasta 24 horas de trabajo seguidas. Agravaba esta situación que los estibadores, entre turnos, de 6 horas cada uno, no tenían tiempo para comer y tenían que hacerlo mientras realizaban su labor.

Además, Alonso denunció que los nombramientos en este puerto faltaban al principio de rotación, inherente a la labor de estiba, así que se realizaban a dedo y, normalmente, los más perjudicados eran aquellos trabajadores afiliados a Coordinadora.

Otro problema a solucionar era la persecución a la que estaba sometido el delegado de Coordinadora en este puerto, que ya había recibido numerosas amonestaciones que nunca habían prosperado por ser improcedentes.

Los representantes de la Sagep se comprometieron a tener solucionados los problemas el 14 de noviembre de 2011 y, para los que requirieran más tiempo, ese mismo día se daría una fecha y un plan para solventarlos.

Cumplidos los plazos, se procedió a rescindir el contrato al responsable de los nombramientos, recayendo el cometido en un antiguo representante del comité de empresa, perteneciente al sindicato Ciga. También ha sido sustituido el comité, manteniendo la proporcionalidad de representación, ya que han sido los suplentes los que ocupan los cargos (2 Coordinadora, 2 Ciga, 1 UGT). De momento la calma, aunque tensa, ha vuelto al puerto coruñés a la espera de las elecciones sindicales que tendrán lugar dentro de un año apróximadamente.
 

Etiquetas:

|