· Edición Digital · Número 17 - Diciembre 2011 ·

Santander

Acuerdo entre los estibadores y el Grupo Cobasa

El pasado 15 de octubre los estibadores de Santander sellaron un preacuerdo con el Grupo Cobasa, concesionaria de la nueva terminal de graneles agroalimentarios, desconvocando así los paros previstos y que se iniciaban ese mismo día. Así, tras dos encuentros y una reunión de la Comisión Mixta de Estiba celebrada en Madrid, en la que tampoco hubo entendimiento, se consiguió que las partes se sentaran a negociar y con perspectivas de llegar a un acuerdo.

Coordinadora, CC OO y UGT habían presentado el 4 de octubre un preaviso de huelga indefinida en el puerto de Santander como protesta por haberse autorizado la descarga, en régimen de pruebas, de 19.500 toneladas de harina del buque ’Sea Princess’ con personal ajeno al colectivo de estibadores. Las empresas afectadas por dicho preaviso de huelga eran Cisna y TASA, ambas del Grupo Cobasa.

Cobasa habría transmitido a las organizaciones sindicales su intención de seguir este mismo procedimiento hasta que la empresa constructora finalizase las obras de la nueva terminal a finales de año y culpaba de los retrasos a la misma (Acciona).
Los estibadores, por su parte, insistían en que estas tareas son las que ellos tenían que realizar y no otro tipo de técnicos y estaban dispuestos no solo a ir a la huelga indefinida, sino a iniciar acciones legales contra la Autoridad Portuaria por consentir esta situación irregular.

Pero en la reunión celebrada el día 15, los representantes de los estibadores y Cobasa llegaron a un preacuerdo, aceptado posteriormente en asamblea, con el fin de repartirse los dos turnos de descarga de los barcos hasta que finalice el próximo 30 de noviembre la obra que se está realizando. El acuerdo establecía que el turno de mañana, de 8 a 14 horas, lo realizarían los estibadores de Sestisan, mientras que el de tarde lo harían los técnicos hasta la finalización de las obras.

Etiquetas:

|