· Edición Digital · Número 2 · Julio 2009 ·

Autopistas del mar

España y Francia dan luz verde a los enlaces marítimos rápidos del Atlántico

La alternativa marítima al transporte por carretera permitirá que Gijón y Vigo tengan enlaces rápidos con el norte de Francia.

A finales del mes de febrero, la ex ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y el Ministro de Ecología, Desarrollo y Ordenación sostenibles firmaron en París el documento que supone el lanzamiento de las primeras autopistas marítimas. El memorando implica la selección, establecimiento y financiación de los dos proyectos del mar entre ambos países en la fachada Atlántica-Mancha-Mar del Norte. De este modo, las dos nuevas autopistas conectarán Gijón y Nantes Saint-Nazaire para el tráfico acompañado y no acompañado, y entre Vigo y Nantes con enlace en Algeciras, para el tráfico no acompañado. Con ellas se pretende que los masificados pasos fronterizos de Irán y La Jonquera, por donde actualmente pasan cerca de 10.000 camiones diarios, sean mucho más fluidos. Según las previsiones, estas autopistas comenzarán a funcionar antes de finalizar 2009.

La firma de los contratos tuvo lugar durante la cumbre franco-española de Madrid y su ratificación por los parlamentos de ambos países, el 28 de abril. Este proyecto cuenta con 30 millones de euros de subvención de la UE para cada una de las rutas, de los que 15 millones provienen de España y la otra mitad, Francia. Magdalena Álvarez declaró que este proyecto “pretende reequilibrar los modos de transporte” evitando los atascos que se producen en el tráfico rodado. Asimismo afirmó que este proyecte reduce los costes del transporte terrestre y que ayudará a crear nuevos puestos de trabajo. Jesús Paz, presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, destacó lo beneficioso de este proyecto ya que colocará a Vigo “en el centro del Atlántico para el transporte marítimo”. Por su parte, Fernando Menéndez Rexach, presidente de la Autoridad Portuaria de Gijón, subrayó el ahorro de tiempo que supondrán dichas autopistas, ya que un trayecto que antes se realizaba en tres días, ahora se podrá hacer poco más de un día.

El concepto de Autopistas del Mar surge en el Libro Blanco de Transportes de la Comisión Europea de septiembre de 2001, constituyéndose como una alternativa al transporte por carretera. Las rutas seleccionadas como tal han de mantener una serie de criterios de calidad relacionados con la frecuencia, la simplicidad en procedimientos administrativos, la participación de varios países, entre otros. De esta manera, mientras que las autopistas entre Francia y España ya estan puestas en marcha (la de Vigo a Nantes a cargo de Acciona y su filial Transmediterránea; y la de Gijón a Nantes Saint-Nazaire, el consorcio formado por la naviera francesa Louis Dreyfus y la italiana Grimaldi), la del Mediterráno aún sigue negociándose. Si bien ya existen varias empresas que realizan ese trayecto sin ningún tipo de subvención, la UE se encuentra en negociaciones con el Gobierno de la Generalitat de Catalunya que cree que la concesión de líneas no deben asignarse líneas exclusivas a puertos concretos.