· Edición Digital · Número 17 - Diciembre 2011 ·

Malaga

Maersk podría seguir en Málaga hasta junio de 2012

Noatum podría mantener los tráficos de Maersk y Safmarine en su terminal del puerto de Málaga seis meses más después de que la naviera danesa haya previsto 208 nuevas escalas de sus buques durante el primer semestre de 2012 ante los problemas laborales habidos en Tánger Med.

La llegada en septiembre de los tráficos de Maersk por el bloqueo del puerto marroquí supuso duplicar los volúmenes a la terminal de contenedores de Noatum, gestionando medias mensuales superiores a 50.000 TEUs desde octubre. Para consolidar estas cifras y lograr que los volúmenes de trasbordo de las dos navieras se queden en Málaga, la terminal trabaja intensamente en la negociación con los representantes sindicales del comité de empresa de la sociedad de estiba un acuerdo de abaratamiento de los costes del personal, que permita a la terminal ofrecer eficiencia y estabilidad social junto a un coste que pueda competir con los precios de Tánger.

Si este hecho se produce, va a permitir un importante desahogo laboral para los trabajadores portuarios de Málaga, que sufrieron en el primer trimestre de este año un expediente de regulación de empleo con extinción de 40 contratos, lo que vino a suponer el despido del 25 por ciento de la plantilla de la sociedad de estiba, en lo que fue el primer ERE de extinción de empleo aprobado en un puerto español durante la crisis.

Pero actualmente el acuerdo de garantía salarial con Noatum, de seis meses de duración, y el aumento de tráficos ha facilitado la vuelta al trabajo de los 40 despedidos. Desde estas páginas, Sergio Cosano, responsable del Comité de Empresa de la Sociedad de Estiba de Málaga, quiere agradecer la solidaridad demostrada por el colectivo de estibadores ante la situación sufrida por el enclave andaluz. En especial, Cosano agradece a Jordi Aragunde, responsable de la Zona Catalana Balear, y Manuel Cabello, responsable de Zona Sur su trabajo para intentar reubicar algunos despedidos malagueños, aunque finalmente no haya sido necesario.

Etiquetas:

|