· Edición Digital · Número 18 · Marzo 2012 ·

Las Palmas

Análisis del año 2011

El aumento en más de un 5% de la actividad de los estibadores con respecto a 2010, el acuerdo para la descarga de grano y el final de la regulación de empleo, logros importantes del año pasado en el Puerto de La Luz.

2011 fue un año fructífero para el colectivo de los estibadores canarios, doce meses en los que cabe destacar la ausencia de conflictos y en los que creció su actividad un 5,38 % con respecto a 2010. Asimismo, se movieron un 14,30% más de TEUS y un 12,30% más de toneladas que en el año anterior. De esta manera, la tendencia de la productividad es también ascendente.

En el 2010 se realizaron 114.658 turnos mientras que en 2011 han sido 120.824. En cuanto a Teus, se ha pasado del 1.187.109 de 2010 al 1.356.913 de este último año.

Junio de 2011 fue un mes especialmente importante, pues finalizó la regulación de empleo, pactada en 2009 bajo el principio de solidaridad, que bajó el salario y repartió el trabajo de los estibadores para evitar despidos y lograr así la estabilización de la situación económica de la SAGEP.

En septiembre se llegó a un acuerdo con las empresas estibadoras que operan en los Puertos de Las Palmas para que se nombren a estibadores profesionales en cada operación de descarga de grano. Fue una resolución importante para este colectivo, pues el Puerto de La Luz y de Las Palmas se baraja como sede del Programa Mundial de Alimentos y de otras ONG que enviarían ayuda humanitaria, fundamentalmente cereales, para África, con lo que el tráfico de este tipo de mercancías es posible que se multiplique por 10, podría llegar al millón de toneladas anuales.

A este respecto, en mayo, el Senado aprobó, por unanimidad, la moción presentada por Arcadio Díaz Tejera, de apoyo al Puerto de La Luz como centro logístico del Programa Mundial de Alimentos (PMA), dependiente de Naciones Unidas

En el aspecto negativo, la discusión con la naviera Fred Olsen que ha manipulado sistemáticamente la carga continua de manera incorrecta, con camioneros en vez de con estibadores, lo que supone, además de una ilegalidad y una merma en la calidad del servicio que no se desarrolla en condiciones óptimas de seguridad y calidad, un importante perjuicio para el colectivo de estibadores y favorece la competencia desleal.

Ha sido muy negativa también la negociación del Parlamento Europeo ante el vencimiento del acuerdo de pesca con Mauritania, que, de cerrarse como solicita el país africano, dejaría al Puerto de La Luz sin la descarga de sus barcos.

En los puertos de otras islas hubo dos aspectos destacables para el colectivo de estibadores, por un lado, en La Palma, la firma del primer convenio que se hace para este sector desde 1999, que establece un nuevo marco de condiciones económicas y laborales con el objetivo de dar mayor estabilidad, seguridad y garantía de servicio; y, por otro, la expansión de la Federación Estatal de Trabajadores de los Puertos, que aglutina a trabajadores portuarios no estibadores, que aumentó su representación en Lanzarote, así como en el de Las Palmas.

El 17 de febrero del pasado año, el Puerto de La Luz convirtió la sociedad de estiba (Sestiba) en SAGEP (Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios), fue el primero de España en adoptar una medida tipificada en la Ley de Puertos aprobada en julio de 2010.

Miguel Rodríguez, coordinador de los estibadores canarios, valoró muy positivamente la transformación en SAGEP: “es muy importante para los profesionales ya que nos da la seguridad de que el acuerdo estatal con la patronal esté fuera de cuestionamiento”, declaró. “Además, es muy importante también que éste haya sido el primer puerto español en adoptarla ya que la anterior transformación, de sociedad de estiba a agrupación portuaria, exigida en la anterior Ley de Puertos, no fuimos capaces de asumirla, pues no hubo unanimidad entre las empresas estibadoras”. Unos meses después, en verano, la Autoridad Portuaria cambiaba de presidente, Luis Ibarra asumía el cargo que dejaba Javier Sánchez Simón.

Consolidación del CIBEM en 2011

El Centro de Formación Internacional Belén María (CIBEM), creado en 2010, y dependiente de IDC (International Dockworkers Council - Asamblea Internacional de Trabajadores del Puerto), se ha convertido en una institución formativa de referencia en su sector, reconocida internacionalmente.

En estos meses, el personal docente del centro viajo a Sudáfrica, Eslovenia y Polonia para ofrecer sus conocimientos a estibadores de puertos de esos países. Actualmente, Senegal, Angola, Cabo Verde, Togo y el archipiélago de Azores han solicitado cursos de formación para el personal de sus puertos, que se desarrollarán en los próximos meses.

A principios de mayo, directivos del CIBEM acudieron a una reunión de la OIT, en Ginebra, para participar en la elaboración de un documento que establezca el marco pedagógico para la formación en todos los puertos de los países miembros de la OIT. De esta manera el centro homologa su metodología a las directrices de la formación internacional establecidas por este organismo.

Compromiso social

El sindicato de estibadores de Las Palmas, en su afán por mejorar las condiciones de vida de la sociedad en la que está inmerso, colaboró en 2011 con las ONG e instituciones benéficas con las que normalmente lo hace: Casa de Galicia, Cruz Roja Internacional, los centros de rehabilitación de drogodependientes Forja e Yrichen, Hogar Asistencial Matilde Tellez, así como con diferentes asociaciones de vecinos de Gran Canaria.

Además, este año, colaboró con la Asociación Española contra el Cáncer en Las Palmas para que 8 niños con enfermedad oncológica y una voluntaria de la Asociación pudieran viajar a una colonia de verano en Lérida; y continuó con la organización de talleres gratuitos de defensa personal orientados, fundamentalmente, a mujeres en general, y a víctimas de la violencia de género, en particular.

En abril, Miguel Rodríguez, Antolín Goya, coordinador general, Javier Sánchez Simón, presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas en aquellos momentos, y Jerónimo Saavedra y José Miguel Pérez, alcalde de la ciudad y presidente del Cabildo de Gran Canaria entonces, inauguraron la nueva andadura de Centro de Formación Pepe Marrero, una iniciativa formativa desarrollada por la Asociación Sindical de Estibadores Portuarios de Las Palmas (ASEP).

Se trata de un espacio educativo integral con especial orientación a la formación ocupacional continua de los trabajadores y trabajadoras del Puerto de Las Palmas, así como de sus familias y su entorno más inmediato. Este centro pretende formar y asesorar laboralmente a los y las trabajadoras ocupadas y desempleadas para su inclusión laboral o la mejora de sus condiciones de trabajo, así como ofrecer una alternativa educativa a colectivos de toda índole. El primero de de los cursos impartidos, ‘Senderos sin barreras’, permitió formar a personas con discapacidad como guías turísticos de senderos.

El sindicato de estibadores de Las Palmas continuó con su apuesta por el deporte en las islas y, bajo el paraguas del Club Deportivo Belén María, se creó la sección de Actividades Subacuáticas, siendo el primer Club de España en contar con esta modalidad.

Además, en 2011 continuó la conmemoración del aniversario de Belén María, 31 años se cumplieron el pasado julio, y, de nuevo se organizaron diferentes actividades deportivas: la II Travesía de Natación desde la Terminal de OPCSA hasta la Playa de Las Alcaravaneras; la II regata de Vela Latina Belén María, desde el túnel de La Laja a la entrada del Muelle Deportivo y el Campeonato de Canarias Amateur de Combat Sambo. Además, se celebró la tradicional misa en memoria de Belén María, seguida de una ofrenda floral y una suelta de palomas en la Plaza que lleva su nombre.

Portafolio: