· Edición Digital · Número 2 · Julio 2009 ·

Castellón

Los estibadores de Castellón firman un ERE por 180 días.

La progresiva caída de tráficos ha obligado a la Sociedad de Estiba y Desestiba del Puerto de Castellón (Sedcas-Apie) a proponer a los portuarios un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a toda la plantilla.

El jueves 16 de abril, La Sociedad de Estiba y Desestiba del Puerto de Castellón (Sedcas-Apie) presentó al Comité de Empresa una propuesta de Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se prolongará por un período de 180 días de inactividad, lo que no necesariamente implica que sólo se extienda durante 180 días reales.

Este ERE abierto afectará, por turnos, a los 139 estibadores de la planilla en función de las necesidades que se tengan. En dicho expediente, se estipula que los portuarios recibirán su sueldo íntegro del mismo modo que se hizo en Pasajes. Con dicho expediente, demás de asegurarse un sueldo con el compromiso de las empresas, los trabajadores del puerto también conservarán los demás derechos adquiridos.

El significativo descenso del tráfico portuario castellonense ha significado una disminución en del 16,08% durante los dos primeros meses del año. La bajada es más notable aún si sólo se contabilizan los tráficos de las terminales de graneles, contenedores y polivalentes, ya que este ha caído un 47,55%. Tradicionalmente, el Puerto de Castellón ha sido un enclave muy importante en el transporte de graneles sólidos. Sin embargo, estos han descendido un 61,17%; como la mercancía general que tampoco se queda atrás pues ha sufrido una bajada del 25,78%. 

Para intentar frenar esta caída de los tráficos mercantiles, la Autoridad Portuaria de Castellón, presidida por Juan José Monzonís, he creado un comité para intentar superar esta crisis que ha reducido varias de las tasas que se aplican.