· Edición Digital · Número 18 · Marzo 2012 ·

Valencia

Esperando la puesta en marcha de los trenes de automóviles

Los trenes de automóviles siguen esperando pese a que el puerto tiene operativa la instalación técnica y de seguridad desde hace un año. Ford mantiene con celo su concurso entre factoría y puerto, mientras que Grimaldi negocia con varios fabricantes su arranque en 2012 a un "coste óptimo" con los estibadores.

La puesta en marcha de trenes de automóviles en el puerto de Valencia sigue en vía muerta tras cumplirse un año de todas las obras necesarias, técnicas y de seguridad para que el ferrocarril llegue a las terminales del Dique del Este del recinto portuario, que operan Grimaldi y Ford. Mientras pasan los meses, todo indica que será finalmente durante el primer semestre de 2012 cuando se puedan empezar a operar los primeros trenes, siempre que el escenario económico lo permita.

Y es que Ford, el principal fabricante por volumen en Valencia, mantiene con estricto celo el arranque de un previsible concurso para adjudicar los envíos de unidades desde su factoría en Almussafes al puerto de Valencia por vía ferroviaria, una operativa que ahora realiza una empresa de transporte por carretera en exclusiva desde el último tercio de 2009. Por su parte, la italiana Grimaldi viene manteniendo negociaciones con fabricantes como Renault y Opel, así como con la propia Ford, para la puesta en marcha de los trenes.

La rebaja del coste del transporte y la eficiencia del modo ferroviario es una de las cuestiones a desarrollar en próximos meses, así como la descarga de las unidades que se quieren asegurar los estibadores asegurando un precio competitiv. La intención de Grimaldi, a través de su estibadora Valencia Terminal Europa, seria hacer esta operativa con personal de la bolsa de eventuales para lograr abaratar los costes de la estiba.