· Edición Digital · Número 18 · Marzo 2012 ·

Acuerdo Marco

El acuerdo definitivo llevará su tiempo

Las negociaciones sobre el futuro Acuerdo Marco para el sector de la estiba en España se retrasan algo más de lo esperado. El pasado mes de enero, en las reuniones de la Comisión Mixta del III Acuerdo Marco y de la Comisión Paritaria del IV Acuerdo Marco, no se pudo abordar la propuesta de un nuevo calendario de conversaciones, con motivo de la convocatoria de huelga en el puerto de Huelva.
 

La negociación, que ya se había ralentizado en los últimos meses a raíz de la celebración de las elecciones generales y por el posterior parón vacacional navideño, está avanzada, pero aún quedan aspectos como el abaratamiento de costes en algunas funciones, que deben perfilarse.

Tampoco se puede esconder que el espinoso asunto de los ámbitos está siendo de los más duros en todas las negociaciones. Aunque hay prácticamente un acuerdo con todas las partes, la redacción definitiva va a llevar algún tiempo. Hay que evitar los problemas que tuvo el IV Acuerdo Marco con las sentencias de la Audiencia Nacional y las resoluciones de la Dirección General de Trabajo y la Comisión Nacional de la Competencia, una situación de ansiedad e incertidumbre a la hora de tener una buena redacción. Cabe resaltar que Coordinadora sigue a la espera de recabar toda la información solicitada en su momento a distintas autoridades portuarias sobre las tareas complementarias realizadas por estibadores en cada una de ellas.

Uno de los aspectos en los que está incidiendo Coordinadora es en el de la clarificación en las tareas de estiba de la figura del “conductor habitual”, un asunto que preocupa de forma particular en autoridades portuarias como la de Illes Balears, con un alto volumen de tráfico ro-ro. Para Coordinadora, es esencial dar una redacción adecuada a esta figura, pues en la actualidad se presta a interpretaciones confusas. Desde el sindicato se defiende que el dueño o usuario debe poder realizar la estiba o desestiba de su vehículo, pero se entiende que en el resto de casos estos deben ser estibados por estibadores portuarios, para garantizar la calidad y eficiencia de las operativas.

Por tanto, el redactado último no debe quedar abierto a interpretaciones y debe ser ajustado a la normativa legal vigente. Porque la consecución de este nuevo Acuerdo Marco proporcionaría un marco legal de estabilidad que haría muy atractivos a los puertos españoles para que las navieras y operadores logísticos de primer orden se fijen ellos.