· Edición Digital · Número 18 · Marzo 2012 ·

Chile

Huelga de portuarios chilenos

La doble jornada de paralización de las faenas portuarias durante los días 15 y 16 de febrero, respondía a 30 años de cobros indebidos, por parte del Estado, de impuestos de la renta. Estudiantes y sindicatos se solidarizaron con esta causa, advirtiendo al gobierno que 2012 será un año marcado por las movilizaciones obrero-estudiantiles.

Después de la paralización de las actividades portuarias del día 30 de enero -en los puertos de Iquique, Mejillones, Antofagasta, Arica, Caldera, Chañaral, Tocopilla, Huasco, Coquimbo, San Vicente, Lirquén, Coronel y Schwager-, como respuesta a la negativa por parte del gobierno de resolver la demanda histórica de los trabajadores portuarios, la Unión Portuaria de Chile, volvió a convocar un paro de 48 horas.

Según la ley decretada en 1981, en plena dictadura, los trabajadores portuarios tienen que pagar un impuesto al recibir un sueldo superior a 0.45 UTM (17.600 pesos), mientras que el resto de los trabajadores cancela el impuesto sólo cuando su ingreso sobrepasa las 13.5 UTM (528.000 pesos).

A la convocatoria en apoyo del sector portuario, se sumaron diferentes actores sociales, encontrándose entre ellos, estudiantes universitarios y secundarios, así como trabajadores sindicalizados, quienes se manifestaron en una conferencia de prensa dada en las dependencias de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.

La búsqueda de diálogo con el Ministerio del Interior por parte de los portuarios no ha tenido respuesta, por lo que las manifestaciones en contra de la ley de impuestos son la muestra de lo que pasará este 2012.

Portafolio: