· Edición Digital · Número 18 · Marzo 2012 ·

Portugal

Huelga en los puertos lusos

Del 9 al 13 de enero, los estibadores de los principales puertos portugueses, Viana do Castelo, Aveiro, Figueira da Foz, Lisboa, Setúbal y Caiçal, en Madeira, secundaron una huelga convocada por la Confederación de Sindicatos Marítimos y Portuarios (FEMASPOR), con posterioridad a la huelga general que ya paralizó los puertos portugueses el pasado 24 de noviembre.

La huelga surgió debido a un conflicto laboral producido en el puerto de Aveiro, en donde 63 trabajadores perdieron sus puestos de trabajo después de que la empresa de Trabajo Portuario de Aveiro presentase una solicitud de insolvencia alegando dificultades financieras, a pesar de que sus dueños son empresas pertenecientes a los dos mayores grupos que operan en los puertos nacionales lusos, el Grupo Mota-Engil y el Grupo ETE.

Los motivos esgrimidos por FEMASPOR para convocar la huelga fueron, por un lado, el despido de 63 trabajadores de la Autoridad Portuaria de Aveiro, así como la precarización de los contratos de trabajo, especialmente la medida adoptada a nivel nacional que reduce a 12 días la indemnización por año trabajado; e igualmente por los despidos que se sucederán consecuentemente en el sector a lo largo de el presente 2012.

Desde Coordinadora se apoyó de manera incondicional a los compañeros portugueses ya que, como ellos, no entienden la razón de desestabilizar un sector con actividad plena, que funciona con seguridad y presta un servicio de calidad, a través de una nueva legislación que reforme las condiciones laborales.

 

 

 

Portafolio: