· Edición Digital · Número 18 · Marzo 2012 ·

Canarias

III Asamblea General de la Coordinadora Canaria de Colectivos

El 23 de febrero se celebró la III Asamblea General de la Coordinadora Canaria de Colectivos que representa a miembros de 11 colectivos de trabajadores y trabajadoras. Esta organización cuenta con 1.536 afiliados, se erige como una voz cada vez más fuerte en defensa de los derechos de los trabajadores de Canarias.

La organización ha emitido un comunicado en el que alude que “El INE confirmó la semana pasada los datos que ya había avanzado en enero: la remuneración de asalariados, principal recurso de los hogares, se ha desplomado un 2.1%. A su vez, el empleo, medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, acentuó su caída interanual en un punto y tres décimas, hasta situarse en el -3,3%. Este resultado supone la reducción de casi 570.000 empleos netos a tiempo completo en un año”.

Según el comunicado “la grave crisis económica ha desembocado en una devastación de los derechos de los trabajadores, ahora arropada por la reforma laboral, logrados despúes de décadas de luchas y negociaciones. Son los asalariados los principales perdedores de esta incipiente recesión y parece que los sindicatos tradicionales no siempre saben representarlos ni defenderlos”.

Estructura única

Los representantes del colectivo apuestan por “la necesidad de articular una estructura única que se erija en voz contundente de la clase trabajadora, independientemente de su sector".

Los colectivos de trabajadores que actualmente forman parte de esta organización son: Estibadores de Las Palmas, Estibadores de Lanzarote, Estibadores de Fuenteventura, Estibadores de Tenerife, Estibadores de La Palma, Naviera Armas, Opcsa, Granintra, La Luz, Colectivo Independiente de Guaguas, y Bomberos Consorcio de Emergencias de Gran Canaria.

Existen otros muchos que quieren sumarse a la organización, y, que presumiblemente, lo harán despúes de esta asamblea. Se trata de grupos más pequeños que quieren unir sus fuerzas con sindicatos más potentes para unificar y fortalecer el discurso de los trabajadores, para tratar de frenar el atropello a los derechos laborales que se habían conquistado. Durante la Asamblea se nombró a Miguel Rodríguez, representante de los estibadores de Las Palmas, como coordinador de la organización.